Viva la lucha de la comunidad LGBTTTIQ+. Nuestra lucha no es un negocio, por un 28 de junio combativo y anticapitalista.

El pasado sábado 24 de junio se celebró la trigésima novena marcha por un orgullo LGBTTTIQ+ en México. Movilización que rememora las protestas ocurridas en Estados Unidos contra la represión policial en Stonewall, Nueva York y que cada año miles salen a las calles para exigir justicia para todas y todos aquellos asesinados y reprimidos por exigir sus derechos, ratificando que aún siguen pendientes muchas de sus demandas. La marcha es un símbolo internacional de la lucha por los derechos a la salud, educación, adopción, matrimonio, participación política y ciudadana, empleo, etcétera sin discriminación de género y orientación sexual.

Pero también se ha institucionalizado y perdido su origen combativo gracias a que intereses, tanto políticos como empresariales, le han dado una imagen de fiesta carnavalesca, donde marcas y grupos empresariales y banqueros participan haciendo publicidad falsa sobre su apoyo a la Comunidad. También la participación hipócrita del Estado pagando actrices y cantantes que promueven roles de género estereotipos y machistas.

La pasada manifestación demostró que miles de jóvenes son conscientes que es este sistema heteropatriarcal y empresarial los culpables de la opresión de la comunidad sexodiversa y son precisamente ellos los que conscientemente intentan que olvidemos los orígenes combativos de estos días tan emblemáticos para quienes reiteradamente y sin cansancio estamos luchando contra este sistema opresor y homofóbico. Quieren hacernos a la usanza y semejanza de un movimiento despolitizado y consumista, no lo permitamos. Reivindiquemos que ahora como en el pasado nuestros derechos se ganan luchando en las calles y vinculándonos con los demás sectores oprimidos de la sociedad.  

Huey Newton, líder del partido de las Panteras Negras en Estados Unidos, por ahí de 1970 dijo: “la sociedad homosexual era la más oprimida de América y bien podría ser la más revolucionaria…” Palabras que a la fecha la Comunidad sigue teniendo vigentes para seguir luchando contra los gobiernos y un sistema capitalista que limita el acceso a la salud pública; a la educación sexual laica, gratuita, sin contenidos homofóbicos ni estereotipos de género; a consulta y apoyo gratuito sobre cambio de sexo; a los derechos paternales y maternales; a empleo y educación dignos  y todas las demandas justas que se nos niegan por no cumplir con el paradigma heteropatriarcal de este sistema capitalista.

 

¡Tomar las calles!

Por ejemplo, el levantamiento de las mujeres trabajadoras contra la opresión y por nuestros derechos está marcando este año. EEUU, Argentina, Polonia y por supuesto nuestro país han sido algunos ejemplos del enorme potencial de los sectores más oprimidos cuando nos levantamos y nos organizamos para luchar y la marcha del pasado sábado fue un ejemplo claro de ello nuevamente. Desde Libres y Combativas, plataforma feminista del Sindicato de Estudiantes nos sumamos a la movilización y lucha por los derechos de la comunidad LGBTTTIQ+, reivindicando su carácter combativo así como su vigencia.

La movilización fue masiva y visibilizo que aún siguen pendientes muchas demandas. La  denuncia también se hizo presente ante los abusos sufridos así como el repudio a los asesinatos y represión a los cuales sigue siendo objeto este sector. También se observó que el sector más avanzado de la clase trabajadora y la juventud levanta la bandera de la comunidad haciendo añicos el argumento divisorio y retrogrado de la Iglesia y Estado argumentando que no los aceptamos, y así demostramos que ellos quieren ser libres de ser lo que quieren y que el conjunto de trabajadores y jóvenes tenemos que aceptar y unir nuestras luchas para que todos sean lo que quieren ser en un mundo sin explotación económica ni opresión de género.

Debemos de salir en conjunto a las calles a arrebatarles, a quienes nos han oprimido y marginado, la libertad y el derecho de ser quienes siempre fuimos sin miedo a que nos violenten, ignoren, abusen, repriman o asesinen.

 

¡Esta marcha no es de fiesta, es de lucha y de protesta!

¡Viva la lucha de la comunidad LGBTTTIQ+!


banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos