Previo al inicio de la carrera electoral, en el mes de noviembre, Andrés Manuel López obrador (AMLO) presento los “Lineamientos básicos del Proyecto Alternativo de Nación 2018-2024” al II Congreso Nacional Extraordinario de MORENA, y para difundirlo a nivel nacional durante la campaña rumbo a las elecciones del 1 de julio de este año.

Dicho proyecto incluye 50 puntos que integran temas de implicación social, económica, política y ambiental que desde el punto de vista de AMLO y sus asesores, pueden generar una transformación del país y llevar a la felicidad de todos, bajo la bandera de la honestidad y destacando como el principal problema a resolver, la corrupción.

Desde Militante-Izquierda Revolucionaria hacemos una revisión crítica y camaraderil del proyecto, bajo el convencimiento de que no basta con el discurso, las buenas intenciones y las negociaciones desde la estructura del gobierno, sino que cada una de las acciones planteadas deben tener un perfil revolucionario de ruptura con las estructuras establecidas en el marco de los gobiernos del PRI- PAN y el sistema capitalista, y además se deben acompañar con el respaldo de todos los sectores afectados por esas políticas en un gran movimiento social y en las calles.

  1. Aspecto social: dar preferencia a los pobres. Generar nueva infraestructura de vivienda, servicios, telecomunicaciones y vías de transporte. Mejorar el salario de los trabajadores del Estado. Y garantizar el derecho de los jóvenes al estudio y al trabajo.

Es urgente hacer una redistribución de los ingresos nacionales, generando fuentes de empleo permanentes que alcancen a toda la población económicamente activa, reduciendo la jornada laboral con salarios dignos durante la etapa laboral y para el retiro. No basta con dar apoyos económicos mensuales a adultos mayores, jóvenes, o madres solteras, sino que se deben generar fuentes de ingreso que permitan a toda la población acceder a las nuevas infraestructuras y todos los servicios, y así garantizar una vida digna e integral con todos los derechos básicos para toda la población.

  1. Derecho a acumular dinero de manera honesta.

Aunque no negamos la existencia de clase media y alta honesta, este planteamiento facilita la posibilidad de perpetuar una clase, económicamente por encima de la mayoría de la población. Los sectores que han acumulado riqueza con las facilidades del Estado, y a partir de la explotación de los trabajadores, deben ser expropiados y sus bienes distribuidos para el beneficio social.

  1. Presupuesto público. Austeridad republicana.

Si el gobierno de AMLO verdaderamente se plantea una transformación, debe retomar la obligación de hacerse cargo de toda la estructura de servicios que debe brindar el Estado con dinero absolutamente público, y de esta manera eliminar toda dependencia e influencia de capital privado nacional e internacional. Para lograrlo se debe abolir todo privilegio económico de los servidores públicos de todas las escalas. ¡Diputado obrero, salario obrero¡

  1. Sector energético palanca del desarrollo nacional. Se construirán refinerías. Bajaran los costos de las gasolinas y electricidad.

México cuenta con una gran capacidad de reservas petroleras para generar energía eléctrica que han sido entregadas vilmente a la iniciativa privada, principalmente internacional. Desde el desmantelamiento de la Compañía de Luz y Fuerza y con la Reforma energética, que nos han llevado al absurdo caso de proveer materias primas dentro de nuestro territorio a capital trasnacional, a cambio de pagos de arrendamiento por instalación de infraestructura y bajo costo por las materias extraídas. Esta situación se debe acabar, con una neoexpropiación del sector energético bajo la administración del Estado.

La reforma energética, igual que el resto de las reformas estructurales se deben eliminar, expulsar a todos los intereses privados y facilitar el control y administración de todos los sectores estratégicos bajo la dirección del Estado con una visión de economía planificada revolucionaria.

  1. Estrategias de desarrollo regional con un enfoque de desarrollo sustentable y uso de la tecnología. Prioridad el Sureste del país, zona con más riquezas naturales y mayor pobreza.

En la actualidad es una realidad el gran problema ambiental en el que se encuentra sumida la humanidad debido a un siglo y medio de desarrollo del sistema capitalista. Es por ello pertinente la ruptura con el sistema y su modo de producción,  y la búsqueda de nuevas formas de desarrollo con base en la tecnología actual, la innovación científica y la ética ambiental. Rompiendo las prácticas de saqueo y explotación natural, y para beneficiar a toda la población. 

  1. Rescate al campo por su importancia social, ambiental y cultural, y para la autosuficiencia alimentaria. También para intentar frenar la migración.

El campo es un sector estratégico por la capacidad de productos que puede brindar y la cantidad de población que depende del sector. Los gobiernos del PRI lo convirtieron en su mayor bastión corporativo para mantenerse en el gobierno durante casi un siglo, sumiendo al sector en la dependencia de la política y recursos gubernamentales, y luego hundiéndolo en la pobreza generando la migración.

El rescate del campo es una cuestión muy compleja, pues se necesita generar una política inspirada en las reformas agrarias rusa y mexicana de inicios de siglo XX, con expropiación de todas las tierras para su distribución entre los campesinos en estructuras colectivas, que con el apoyo del Estado, logren su desarrollo integral en sus contextos y puedan proveer los alimentos y productos agrícolas necesarios a las ciudades.

  1. Recuperar los poderes de la unión e instituciones públicas democráticamente. Generar un nuevo federalismo de independencia de los poderes, instituciones y gobiernos estatales. Eliminar los fueros. Principio de revocabilidad.

Bajo las estructuras de gobierno tradicionales de México, el servicio político público es un negocio muy prospero, que incluso ha mantenido estirpes familiares durante varias generaciones. En este punto, sin duda la clave está en desmantelar todos los privilegios económicos y de protección ante los actos de injusticias y delitos de toda clase, replantear las formas de elegir a los servidores públicos, pues muchos de ellos son designados por lazos amistosos, familiares y pagos; y revisar continuamente los logros de cada servidor, el que no esté capacitado para hacer el trabajo que se le designe o caiga en prácticas ilícitas, debe ser revocado. Esto se debe establecer en la Ley y poner en práctica de inmediato.

  1. Política exterior en apego a los principios de autodeterminación de los pueblos, soluciones pacíficas, igualdad jurídica, cooperación para el desarrollo y la conservación del medio ambiente. Atención especial a la Frontera Sur. Convencer al gobierno de los Estados Unidos de una política de cooperación para el desarrollo y la no violencia y muros para frenar la migración. Proteger a los migrantes.

Para lograr transformar la política exterior, es necesario romper el servilismo con los Estados Unidos, romper relaciones con un gobierno que nos desprecia y desprecia a otros países a nivel internacional,  y además nos mantiene amenazados de distintas maneras: eliminar relaciones económicas, colocar un muro entre los dos países, expulsar a los migrantes mexicanos, negarles derechos a los hijos de connacionales nacidos en EU, entre otros. Y aliarnos con las organizaciones estadounidenses que luchan en contra de su propio gobierno y con los millones de migrantes mexicanos y latinoamericanos para acabar con el gobierno retrograda de Donald Trump y por una vida digna para toda la población que vive en el territorio de Estados Unidos.

¿Porque un Programa Revolucionario Socialista?

Las elecciones en México se desarrollan en un contexto de profunda crisis económica mundial y de representación política en América Latina luego de un periodo de progresismo donde en varios países triunfo la izquierda, que ante la incapacidad de responder a las necesidades de los países actualmente hay retrocesos hacia los gobiernos de derecha. Por otro lado, un movimiento social muy fortalecido a nivel global, con luchas en las calles de trabajadores, indígenas, mujeres y jóvenes que no es ausente en México.

Debido a la tremenda crisis interna y el hartazgo generalizado hacia las políticas del PRI-PAN que mantienen el gobierno de Peña Nieto sobre un hilo, AMLO y MORENA tienen una gran posibilidad de ganar las elecciones.

La revisión del proyecto de AMLO y las ideas críticas expuestas, atienden a la necesidad de poner como prioridad del proceso electoral, no a candidatos o partidos políticos sino a un Programa Revolucionario Socialista que debe ser el eje conductor a una política que verdaderamente pueda llevar a una transformación nacional.  En este sentido, no generar ilusiones en un proyecto que no genera una ruptura con el mayor de los problemas de México y el mundo, que está lejos de ser la corrupción aunque esta sea un factor importante. El verdadero problema es el sistema económico capitalista.

Es un error de AMLO establecer alianzas con políticos de derecha y la burguesía que huyen de sus partidos tradicionales para venir a podrir una iniciativa que se creó al calor del movimiento en las calles. Para lograr el objetivo de una transformación del país y llevar a la felicidad de todos,  bajo la bandera de la honestidad con quien debe aliarse es con los sectores oprimidos. Seguir un Programa Revolucionario Socialista de ruptura con el capitalismo, retomar la estructura de los comités para promover y defender en las calles, hombro a hombro y como factor de unidad con todo el movimiento social existente en México este programa.


banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos