El 5 de junio del año 2009 fue un día que marcó la vida de casi dos centenares de padres en Hermosillo Sonora, quienes para poder ir a trabajar y sacar adelante su hogar hacían uso día con día de la Guardería ABC, una guardería subrogada por el Instituto Mexicano del Seguro Social, en aquel año existían más del doble de guarderías privadas trabajando en conjunto con el IMSSS que guarderías propiamente del seguro, ya que económicamente era más viable para el seguro social. De un momento a otro se convirtió en un negocio redituable dando paso a otorgar con facilidad concesiones a guarderías privadas, sin una regulación firme, sin la aprobación de protección civil se concedían permisos para recibir y cuidad bebés y niños de preescolar.


La Guardería ABC compartía espacio con una bodega en la cual se guardaba archivo del Departamento de Control Vehicular de la Secretaría de Hacienda del Gobierno del Estado de Sonora la cual tenía acceso restringido, es decir no cualquier persona podría acceder a esta bodega y revisar estos documentos.
Fue en esta bodega que alrededor de las 15:00 hrs. comienza un incendio que rápidamente alcanza el área de la guardería, donde se encontraban 176 niños de maternal a preescolar. En el lugar había demasiado material inflamable, por lo que en cuestión de minutos se incendió por completo la bodega, y llegó el fuego a la guardería. En cuanto se percata del incidente la directora de forma manual enciende una alarma, pues no había algún detector de humo en la estancia, además por la usencia de extintores, la única opción para las maestras en ese momento fue intentar rescatar a los bebés y niños cargándolos ellas mismas y sacándolos en brazos. Inmediatamente vecinos intentan dar apoyo para salvar a los niños, llegando incluso a utilizar un vehículo para tirar una pared y poder rescatar a los niños pues no había suficientes salidas de emergencia, lo cual dificultó el rescate, para ese momento ya había un caos en el lugar, también llegaron bomberos y autoridades.


Como resultado de aquel incendio, fallecieron 49 niños y resultaron heridos más de 30 niños que fueron trasladados a Estado Unidos para recibir atención ante las quemaduras que tenían, además más de dos decenas de niños y 5 adultos se atendieron por intoxicación. Muchos de los sobrevivientes requerieron atención médica permanente ante la gravedad de las lesiones.


Esta tragedia no fue casual, en primer lugar la guardería jamás debió recibir los permisos para dar un servicio de guardería, pues no cumplía con los requisitos de seguridad necesarios, sin embargo este servicio se ve como un mero negocio, el contrato otorgado a “Guardería ABC” fue suscrito por Juan Molinar Horcasitas director del IMSS en ese momento, quien después de este incidente fue removido de su cargo para ser nombrado como Secretario de Comunicaciones y Transportes, y seis años después Molinar fallece sin ser castigado por este caso pues fue exonerado un año después del incidente.


¿Cómo es posible que se haya otorgado una concesión tan fácilmente? Todas las pruebas nos llevan a relaciones de poder y familiares. La relación de los propietarios de la guardería con políticos y funcionarios se evidenció en aquel momento que los tres dueños de esta guardería Gildardo Francisco Urquides Serrano, Marcia Matilde Altagracia Gómez del Campo Tonella y Sandra Lucía Téllez Nieves, son familiares de Margarita Zavala, esposa del presidente en turno Felipe Calderón pertenecientes al Partido Acción Nacional, sumando más muertes sobre sus hombros a las de la fracasada guerra contra el narcotráfico. Así mismo, los propietarios también se vinculaban con Eduardo Bours Castelo, Gobernador en ese momento del estado de Sonora.


Una versión no oficial obtenida por peritos expertos estadounidenses, sumado a testimonios, indica que el incendio fue planeado y provocado por empleados del mismo gobierno de Sonora pues el archivo del de la Secretaría de Hacienda del Gobierno del Estado podría tener pruebas o información sobre un endeudamiento y/o fraudes que involucraban millones de pesos, sin embargo este incendio se salió de control. A pesar de que todas las pruebas apuntan a esto, no se ha hecho justicia.
Durante el gobierno de Vicente Fox del Partido Acción Nacional, prácticamente se duplicaron las concesiones a guarderías privadas por parte del IMSS, esto significa que los requisitos se aligeraron.


Esta tragedia no fue suficiente para que se pusiera más atención en los reglamentos de guarderías y estancias infantiles, según la Asociación Civil Nuestro Legado ABC, desde el 5 de junio del 2009 a la fecha en México han muerto 88 bebés en estancias infantiles en distintas entidades; (Excelsior 6 junio 2019).


A 10 años de esta tragedia los niños sobrevivientes intentan salir adelante a pesar de las secuelas permanentes físicas y emocionales, así mismo los padres y las educadoras, quienes también han necesitado atención psiquiátrica. El pueblo de México seguimos exigiendo justicia contra este sistema politico y social al que le importa poco nuestras vidas cuando de beneficios economicos se trata.


La cuestión de guarderías no es un capricho, sino un derecho para cualquier familia, es una necesidad ante las largas jornadas laborales a las que nos someten en nuestros trabajos, es una posibilidad para liberar a la mujer del yugo de la crianza que impera en nuestra sociedad machista y permitirle buscar independencia economica y participación laboral. Es por ello que exigimos desde Izquierda Revolucionaria y Libres y Combativas se reabra este caso, se haga justicia y se garantice seguridad en todas y cada una de las Estancias Infantiles actuales para que podamos llevar con confianza y seguridad a nuestros hijos, ademas estas deben ser un servicio totalmente garantizado por el Estado, asegurando el acceso para todas y todos.


Periódico de la Izquierda Revolucionaria

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos