• Contra la violencia machista en el transporte público e instituciones gubernamentales

    Contra la violencia machista en el transporte público e instituciones gubernamentales

  • ¿Qué es el Sindicato de Estudiantes?

    ¿Qué es el Sindicato de Estudiantes?

  • Erradiquemos la violencia hacia la juventud con la lucha organizada

    Erradiquemos la violencia hacia la juventud con la lucha organizada

  • Un clásico imprescindible: En defensa del marxismo, de León Trotsky. Nueva publicación de la FFE

    Un clásico imprescindible: En defensa del marxismo, de León Trotsky. Nueva publicación de la FFE

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
uneteMovilmex 01


 

El pasado 1 de enero se cumplieron 25 años del levantamiento armado del pueblo indígena y campesino de Chiapas bajo la bandera del EZLN. Éste acto que visibilizó la situación de un pueblo completamente subyugado ha sido, desde el primer minuto de su actuar, respaldado por millones de oprimidos no sólo en todo México sino también a nivel internacional. En la presente coyuntura, que no tiene parangón, las comunidades indígenas y campesinas agrupadas en torno al EZLN, CNI y CIG pueden jugar un papel relevante en la transformación radical de la sociedad, siempre y cuando identifiquemos correctamente al enemigo a vencer. 

Ayer, hoy y siempre: ¡No están solos!

El año del 94 fue otro parteaguas importante en la lucha política en nuestro país. Los revolucionarios, trabajadores y jóvenes cometeríamos un grave error en no reconocer la lucha heroica que los pueblos indígenas y en concreto la del pueblo de Chiapas, que mantuvo y mantiene contra el capitalismo más rapaz, dando la libertad y la vida misma en ello. Logros como mantener sus comunidades libres de la violencia del narcotráfico, mantener la autogestión por ya 25 años, tener sus propias escuelas con educación con perspectiva política anticapitalista, clínicas, etc., son parte de los grandes logros de la autogestión y capacidad organizativa, un ejemplo e inspiración para la izquierda pero aún insuficientes para la transformación social de fondo.

Sí, los pueblos y las bases zapatista siempre han estado presentes en sus propias batallas, es cierto que también han lanzado pronunciamientos de apoyo a las luchas del resto del pueblo y éste, le ha correspondido con presencia codo a codo. Miles fuimos zapatistas y dimos confianza y respaldo, aunque ahora se subestime el gran apoyo otorgado. Un ejemplo de ello es que, tras 11 días de guerra en el año 94, millones en todo el país y en el mundo entero salieron a exigir el cese inmediato a la masacre suscitada hacia los zapatistas y el pueblo por parte del gobierno priista de Salinas, la solución sin cortapisas de sus demandas y castigo a los asesinos. Ante el anuncio del Estado de detener a su máximo líder, el pueblo levanto el feroz grito: ¡Todos somos Marcos!   

Pero esa no fue la última ocasión donde el pueblo reconoció y se sumó a esta batalla. La gran Marcha del color de la tierra en el año 2001 fue respaldada a lo largo y ancho del territorio de infinidad de maneras y lo mismo ha ocurrido con La Otra Campaña en el año 2006 y más recientemente la campaña electoral de Marichuy.   

EL EZLN, el pueblo y las elecciones  

Nadie debe negar los grandes avances y el ambiente de tranquilidad y libertad que se vive en las comunidades zapatistas, pero esto está lejos de solucionar los problemas de fondo dentro de este sector. Es por ello que a lo largo de este camino muchos se han distanciado de la dirección zapatista, más no de su causa. El movimiento sigue vigente y urgente esta batalla, para el pueblo las reivindicaciones indígenas siguen siendo fundamentales. 

Precisamente las pasadas elecciones presidenciales no fueron más que el reflejo de esa necesidad urgente de cambiar la situación existente para todos los oprimidos. Millones participaron en las elecciones no como presas de manipulación y sin conciencia, expresar esto es un insulto a los trabajadores, campesinos e indígenas, ¡sí! indígenas, que usaron las elecciones para dar un golpe a la derecha y a la oligarquía, los mismo enemigos del EZLN. A diferencia de lo que piensa el subcomandante Galeano, los trabajadores tienen conciencia, y pensamiento crítico. Referirse de esa manera hacia la clase trabajadora refleja la perdida completa de confianza en la clase trabajadora hermanada con los indígenas y campesinos pobres como los elementos activos y reales del cambio radical de la sociedad. Paradójicamente, la misma falta de confianza de la que suelen adolecer los reformistas. Y los asemeja peligrosamente a quienes están en la barricada contraria, del lado de quienes se benefician mediante la explotación de la inmensa mayoría de la población para enriquecerse.

No confundamos al enemigo

Como bien ha señalado la dirección zapatista, dentro de MORENA se encuentran enemigos del pueblo, sin embargo, colocar en el mismo saco a AMLO y su gobierno con los de la derecha es un error y beneficia precisamente a la derecha, a los empresarios y a la oligarquía, generando una enorme confusión entre las bases de la izquierda. Una amplia capa de trabajadores es consciente del papel activo que juegan en la presente coyuntura para empujar al gobierno a llevar cabo un programa en beneficio del pueblo, abonando con ello el terreno para construir una autentica izquierda revolucionaria, desaprovechar esta coyuntura para hacer avanzar el movimiento y sus luchas, es un grave error, este es el momento de luchar por recuperar años de terreno perdido, de vincular a los sectores a la izquierda de AMLO, de mostrar los límites del reformismo y acompañar en el proceso de toma de experiencia y conciencia a los trabajadores, juventud, campesinos, etc. y no de señalarlos, reprocharles, hacerles a un lado, dividiendo a la izquierda.

La posición adquirida actualmente por la dirección zapatista, puede aislar este sector, impidiendo con ello, no sólo la solución de sus demandas pendientes, sino, también, poniendo en riesgo lo conseguido hasta ahora para impedir el avance de la reacción sobre las comunidades. Los trabajadores no podemos reproducir el discurso divisionista tachando al zapatismo de invento del salinismo, todo lo contrario, su lucha es nuestra lucha y exigimos a MORENA y a AMLO que actúe en beneficio de las comunidades, destinando recursos que le hagan llevar a las comunidades, educación, salud, agua potable, electricidad, vivienda y un sin fin de servicios respetando su autonomía, recursos y tradiciones. 

Comprendemos muy bien la desconfianza del EZLN hacia el gobierno de AMLO, por eso es importante también exigir la depuración de MORENA, echar a todos los arribistas, a todos los traidores y viejos represores y enemigos del zapatismo y de los movimientos sociales, a los Camacho Solís y Moctezuma Barraganes, de todas las estructuras del gobierno y exigir paguen por sus responsabilidades.

¡Por la unidad de los oprimidos contra el capital!


banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner 2032

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos