Durante años toda la maquinaria de propaganda del imperialismo y la burguesía se ha puesto al servicio de una feroz campaña contra las ideas del marxismo y del socialismo. Apoyándose en el colapso de la URSS, los defensores del capital entonaron una marcha triunfal en la que las bondades de la libre empresa, la "democracia", el crecimiento económico y la "civilización" contagiarían a todo el planeta en un nuevo horizonte de paz y prosperidad. Todos los crímenes del capitalismo fueron ocultados tras las bambalinas, y no pocos intelectuales, entre los que destacaban algunos con credenciales izquierdistas en su juventud, contribuyeron entusiastamente a esta nueva causa a favor de la "civilización occidental" y el pensamiento único. Fueron muchos los que aceptaron sin crítica este discurso, pensando que la lucha de clases había tocado a su fin. Incluso los líderes de la llamada "nueva izquierda", con la osadía propia de la ignorancia, no dudaron en enterrar por enésima vez al marxismo, lanzando contra las ideas de la revolución todo tipo de acusaciones.

Sin embargo, el sueño utópico de los reformistas sobre un capitalismo de rostro humano se ha convertido en una cruel pesadilla. A pesar de toda la propaganda de los medios de comunicación, el capitalismo no es el mejor de los mundos posibles: en todo caso es un mundo que hay que derribar si queremos conquistar para la humanidad una vida que merezca la pena ser vivida con dignidad.

Hoy más que nunca es importante que las ideas del marxismo revolucionario, del socialismo, sean conocidas por una nueva generación de jóvenes y trabajadores en general. El arsenal teórico del marxismo, a pesar de las distorsiones de la propaganda de la burguesía y de la caricatura que supuso el estalinismo, sigue conservando toda su fuerza.

La publicación de los textos de Marx, Engels, Lenin, Rosa Luxemburgo, Trotsky y muchos más, junto con las aportaciones de teóricos marxistas contemporáneos, son ejes fundamentales en la actividad de la Fundación Federico Engels. Ante los aconteciminetos revolucionarios en todo el mundo es muy vigente la frase de Lenin: "no hay practica revolucionaria, sin teoría revolucionaria", por eso te llamamos a que te hagas colaborador de la Fundación, a que te unas en nuestras actividades públicas defendiendo las ideas de la transformación social. La Fundación se sostiene sólo de las aportaciones de sus colaboradores y del movimiento, así como de las publicaciones que editamos. De esta manera garantizamos que nos debemos sólo a quienes nos apoyan.

Apoyando a la Fundación Federico Engels no haces caridad, ni filantropía, contribuyes en el mejor proyecto posible: en la lucha por el socialismo y coolaborando al rearme ideológico de la izquierda.


banner libres y combativas

banner libres y combativas

banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner 2032

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos