image image image image image image
Los estudiantes se levantan contra las agresiones y la violencia del sistema
Únete al Sindicato de Estudiantes
¡No más porros en la UNAM! ¡No más violencia contra la juventud!
AMLO arrasa en unas elecciones históricas ¡Gobernar para el pueblo rompiendo con la lógica del capitalismo!
México. Victoria histórica de AMLO ¡Ahora a cumplir con los trabajadores y el pueblo!
Nueva publicación de la Fundación Federico Engels • Rosa Luxemburgo. La llama de la revolución de Juan Ignacio Ramos
Portada1

    • SUMARIO
    • Edición impresa
    • Envíanos tus artículos y sugerencias
uneteMovilmex 01


Reproducimos aquí una carta de profesores de asignatura de la UNAM que nos han hecho llegar y nos sumamos a sus exigencias. ¡Por una educación científica, gratuita y popular!

 

Reproducimos aquí una carta de profesores de asignatura de la UNAM que nos han hecho llegar y nos sumamos a sus exigencias. ¡Por una educación científica, gratuita y popular!

Ciudad de México, 10 de septiembre del 2018.

Dr. Enrique Graue Wiechers

Rector de la UNAM

PRESENTE

Estimado Señor Rector, recientemente se ha dado a conocer que nuestra Universidad ocupa ya el lugar 113 a nivel mundial, lo cual consideramos un honor. Cabe destacar también, que la parte sobresaliente la ocupa el rubro del Prestigio Académico, el cual no había resultado tan elevado en evaluaciones anteriores. Paradójicamente, el año pasado, la OCDE dio a conocer que los profesores de México incluidos los universitarios, eran los peor pagados de todos los países que integran dicha organización.

Como usted sabe, a los profesores nos aplican un sistema de contratación por horas, que es injusto porque no nos permite tener un ingreso digno ni estabilidad laboral. Un profesor de asignatura, independientemente de que sea interino o definitivo, puede tener hoy dos grupos, el próximo año puede tener cuatro y el siguiente uno o incluso ninguno. Tenemos casos de profesores que tienen más de 20 años de antigüedad (algunos interinos), que a pesar de que son definitivos, notienen horarios compactos, ni tienen carga laboral de 30 horas, ni grupos definitivos, ni salario estable. Además de lo anterior, dicho sistema de contratación por horas, ha generado conflictos entre los profesores por los llamados “grupos vacantes”, dada la necesidad de contar con más horas de trabajo, pues significa mayor ingreso.

Por otro lado, los profesores de asignatura, a pesar de contar con estudios y grado de maestría y doctorado, no se nos considera para coordinar grupos de trabajo,dirigir proyectos PAPIME (Proyectos para la Innovación y el Mejoramiento de la Enseñanza), aspirar a intercambios académicos, lo que en los hechos excluye alos profesores de asignatura de diversas tareas sustantivas de la propia UNAM. Las autoridades universitarias, con base en medidas neoliberales, acordaron suprimir indefinidamente la creación de nuevas plazas de carrera desde hace másde 20 años, con lo cual los profesores de asignatura, tenemos canceladas las posibilidades de superación laboral.

Esta situación es aún más injusta, si hacemos referencia al rezago salarial que padecemos. Como ejemplo, diremos que la SEDENA informó recientemente, que un soldado raso de primer ingreso – al cual por cierto no le exigen examen dedefinitividad – gana $10,820.21 mensuales. Esa cantidad contrasta con el salario de un profesor de asignatura de la UNAM, que aunque tenga carga máxima dehoras, no alcanza a obtener tal ingreso. Otro ejemplo, si comparamos el salario de un profesor de asignatura de la UNAM, con las condiciones laborales y salarialesde los profesores del Instituto de Educación Media Superior de la Ciudad de México (IEMS), la desigualdad es mayúscula pues ellos tienen nombramiento de profesor tutor investigador, atienden sólo a 3 grupos como carga máxima y reciben ingresos de $31,863.00 mensuales.

Por otra parte, si tomamos como referencia los sueldos de la alta burocracia de laUNAM, el Rector y su grupo más cercano de colaboradores como el Abogado General, el Secretario General, el Coordinador de Humanidades, el Coordinadorde la Investigación Científica y el Coordinador de Difusión Cultural entre otros; así como los directores de las facultades, centros e institutos, considerados funcionarios de primer nivel, todos reciben ingresos confidenciales extras. Uno de esos ingresos se llama Prestación adicional, que no aparece en nómina pero que es superior a $150,000.00 y que se les otorga mensualmente. Otro ingreso importante que reciben se conoce como Bono de desempeño, el cual se otorgados veces al año (en julio y en diciembre), y es muy superior al anterior. Estos ingresos adicionales, son independientes a sus sueldos mensuales y se otorgan también a los funcionarios de niveles inferiores aunque en montos menores, pues son proporcionales a las responsabilidades de sus nombramientos. Mientras que un profesor de asignatura, después de 15, 20 o más años, si acaso alcanza las 28 horas de carga máxima, recibe por ello $10,121.44 mensuales.

Esta desproporción debe ser causa de vergüenza para todos, y a los profesores universitarios nos ha colocado por décadas, en niveles de pobreza y carencia social. Por otro lado, tampoco nos permite realizar nuestra función docente demanera óptima, pues nos impide por ejemplo actualizar nuestros conocimientos disciplinarios o pedagógicos mediante la compra de publicaciones de nuestras disciplinas o la asistencia a cursos especializados, por su alto costo. Como académicos, queremos estar a la vanguardia e impartir clases de excelencia apoyados en las tecnologías de la información, pues estamos convencidos de que impactan positivamente en los procesos educativos, pero no tenemos recursos suficientes para adquirir equipos como lap-tops, proyectores, programas de cómputo, bocinas, películas, videos temáticos, entre otros insumos.

Por lo anterior, desde hace más de cuatro años, hemos solicitado diálogo con las autoridades de la UNAM para exponer la realidad de la mayor parte de los docentes y llegar a acuerdos que resuelvan esta situación. Estando en funciones el Dr. José Narro, le entregamos dos documentos exponiendo la situación y le solicitamos que nos recibiera. La respuesta del Dr. Narro fue un contundente silencio. A usted Dr. Enrique Graue, también le hemos entregado dos documentos en los que le formulamos algunas demandas, esperamos que no se repita la política de “oídos sordos”. En función de lo anteriormente expuesto, solicitamos a usted señor Rector, como máxima autoridad de nuestra universidad, dar solucióna las siguientes demandas concretas para los trabajadores docentes y académicos de la UNAM:

1. Dignificación del trabajo docente

2. 50% de aumento salarial

3. Estabilidad laboral

Dichas demandas generales tendrían que apoyarse en acciones como las siguientes:

A. Supresión del sistema de contratación por horas, por ser violatorio dela Constitución, atentar contra el derecho al trabajo y salario dignos ycontrario a la Ley Federal del Trabajo; y su sustitución por un sistema de contratación por Jornada Laboral Universitaria que comprenda 30 horas,de las cuales se trabaje frente a grupos (de no más de 24 alumnos), por 16 horas, y el resto se dedique a la preparación de clases, a la atención personalizada a alumnos con dificultades de aprendizaje y todas aquellas actividades como planeación y administración de cursos, coordinación deeventos, elaboración de materiales, capacitación, etcétera.

B. Eliminación de las figuras de profesor interino o definitivo, dado que el profesor ya ha aprobado todos los exámenes filtro que le ha aplicado la universidad y que acreditan su competencia, ya que al haber sido contratado, se debe aplicar la Ley Federal del Trabajo que no establece la aplicación de un nuevo examen para ser “definitivo”. Legalmente no hay sustento para mantener estas figuras. Hasta ahora estas categorías sólo han contribuido a pauperizar y negar derechos laborales a la mayoría de los docentes en la UNAM.

C. Que a partir del próximo ciclo escolar 2019, se otorgue a todos los profesores de asignatura un nombramiento de 30 horas, independientemente de que sean definitivos o interinos y de los grupos que hayan atendido en ciclos anteriores; teniendo como única condición, contarcon antigüedad mínima de tres años como profesores. Esto como medida compensatoria ante la depreciación acumulada durante 30 años del salario del profesor de asignatura, ante la cual las AAPAUNAM no han hecho lo necesario para dignificar las condiciones de trabajo e ingreso.

D. Aumento salarial del 50%, pues está sumamente deprimido el ingreso docente por la devaluación acumulada y los topes salariales que se aplicana los trabajadores académicos, no así a los funcionarios.

E. Retiro voluntario y digno para todos los profesores,independientemente de que sean de Carrera o de Asignatura, a la edad de 65 años, contando con la gratificación que otorga la UNAM, y el Seguro de Gastos Médicos Mayores en las mismas condiciones que a los Profesores de Carrera. Las autoridades universitarias, fijaron la edad de 70 años para la jubilación de los profesores, atendiendo a criterios derentabilidad y a la obtención del mayor provecho de la mano de obra calificada, establecidas por las políticas empresariales. Pero no consideraron el derecho a una jubilación digna, las prestaciones sociales,el bienestar y la salud de todo el personal docente.

F. Otorgamiento del Año Sabático para todos los profesores de Asignatura, con independencia de la categoría (Definitivos o Interinos) y bajo el mismo esquema en que se otorga a Profesores de Carrera; lo anterior como manifestación justa ante la responsabilidad social que implica el trabajo docente como formadora de ciudadanos.

G. Democratización de la UNAM a partir de la revisión crítica de la legislación universitaria para generar las condiciones de participación real de toda la comunidad de nuestra máxima casa de estudios; a su vez, para la elección libre de la figura del Rector, de los directores, así como de todos los funcionarios en todos los niveles y espacios. Elegir libremente a los funcionarios universitarios constituye un elemento urgente para transitar a mejores formas de convivencia en nuestra Universidad.

Por otra parte, expresamos nuestro más enérgico rechazo a todas las formas deviolencia que han afectado y afectan de una u otra forma a la comunidad universitaria, especialmente ante el letal ataque que sufrieron estudiantes del CCH Azcapotzalco que se manifestaron el pasado 3 de agosto en la explanada de Rectoría, así como al cobarde feminicidio de la alumna Miranda Mendoza Flores del CCH Oriente. Nos pronunciamos contundentemente exigiendo cárcel a los responsables materiales e intelectuales de estos hechos, la violencia no debe ser un fenómeno al que nos acostumbremos. Estimado Rector Dr. Enrique Graue, somos profesores comprometidos con las funciones sustantivas de nuestra Universidad y creemos que todo diferendo dentro de la UNAM, debe ser resuelto mediante el diálogo directo y en el más elevado espíritu universitario. Por lo anterior, le solicitamos con todo respeto, sea tan amable de recibirnos en audiencia, para expresarle de manera personalizada la situación que se vive por la mayoría de los docentes de la UNAM. Creemos que atendiendo al análisis de los argumentos, las razones y los derechos más elementales, podemos arribar a acuerdos concretos que permitan solucionar los grandes problemas que nos aquejan.

Sin otro particular, nos despedimos de usted y le pedimos nos proporcione fechade audiencia a la mayor brevedad. Muchas gracias.

A T E N T A M E N T E

Asamblea de Profesores de la UNAM

 

Carta en PDF


Periódico de la Izquierda Revolucionaria

 Portada1
  • SUMARIO
  • Edición impresa
  • Envíanos tus artículos y sugerencias

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos