Tras 82 años de funcionamiento, el pasado 5 de julio, la Normal Rural Luis Villareal, ubicada en El Mexe, Hidalgo, desapareció dejando tras de si décadas de recuerdos de lo que fueron grandes luchas por la educación pública. La Normal Rural, Luis Villareal, mejor conocida como El Mexe, fue fundada en febrero de 1926 por decreto presidencial de Plutarco Elías Calles. Su objetivo era formar maestros normalistas entregados a apoyar y auxiliar a la gente del campo y los indígenas. La desaparición de la normal empezó en 2003, cuando la Secretaria de Educación Pública de Hidalgo (SEPH) determinó suspender temporalmente la emisión de convocatorias de nuevo ingreso a la institución. La provisionalidad de esa medida se volvió definitiva. Pero en realidad, la agonía de la institución se había gestado tres años antes, cuando en enero de 2000 se decidió cancelar el sistema de internado, con el que operaba la institución. (http://www.contralinea.com.mx) Fue durante el gobierno de Díaz Ordaz, donde se inició la ofensiva en contra de las Normales Rurales del país. Acabar con ellas era el objetivo y de paso terminar con el derecho a una educación en las zonas indígenas de nuestro país. Las normales rurales no son del agrado del gobierno solamente porque imparten educación a comunidades indígenas, sino porque durante su historia han sido escuelas muy combativas. Jesús Martínez, secretario general del ahora extinto Mexe, consideró que el argumento de que ya no se necesitan maestros rurales, que fue la excusa de las autoridades para cerrarla, sólo fue un pretexto para sepultar lo que llamó una “piedra en el zapato de las autoridades”, dado que El Mexe al igual que otras normales basaba su educación en la ideología marxista-leninista. Agregó que “se termina la última generación de normalistas, pero no la lucha, ya que El Mexe vive”. (Ibid) De lo que hace algunos años fue el Mexe no quedan más que ruinas. A la última generación de estudiantes se les trasladó a otras escuelas para irles haciendo a la idea de que sería cerrada y dado el deterioro de las instalaciones. Las normales rurales, cuna de luchadores sociales –entre ellos el grupo que encabezó el asalto al cuartel de Madera, Chihuahua, en 1965– empezaron a ser vistas con recelo por el gobierno; en ella estudiaron los guerrilleros Lucio Cabañas y Genaro Vázquez…El Mexe también vio pasar por sus aulas a políticos como el senador José Guadarrama Márquez; el diputado federal perredista Isidro Pedraza Chávez y el delegado de la Conafe y ex dirigente magisterial Jaime Costeira Cruz, así como el líder de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícola, Álvaro López Ríos. (www.jornada.unam.mx, 7 julio, 2008.)

Que hay detrás del cierre

Tras la aplicación del reciente examen de evaluación a profesores y alumnos del sistema educativo de nuestro país, donde los resultados se dice fueron desoladores, el presidente espurio, Felipe Calderón y sus secuaces, Josefina Vázquez Mota y Elba Esther Gordillo se lanzaron de manera histérica en contra de la educación. Elba Esther Gordillo declaró que “ya no es posible seguir formando a un mayor número de normalistas cuando no hay mercado de trabajo…Queremos que las instituciones que hasta hoy eran (escuelas) normales sean instituciones para (formar) técnicos en turismo, en actividades productivas; que ningún mexicano se quede sin empleo", manifestó”. (La Jornada, 18, agosto, 2008). Esta idea de hacer técnicas las escuelas forma parte de la política de privatización de las Universidades Públicas que se impulsa desde la década de los 70. El llamado plan nacional de educación, impulsado durante el sexenio de José López Portillo contemplaba la tecnificación de las escuelas para convertir a los estudiantes en Técnicos al servicio de las empresas. La Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior ha intentado, desde hace más de dos décadas terminar con el carácter científico de las escuelas. Pero no sólo la ANUIES ha impulsado esta dinámica, empresarios, gobierno y burguesía en general, han intentado, por todos los medios, eliminar el carácter público de las escuelas. Con el cierre de una de las Normales más importantes de nuestro país podremos esperar, en un futuro muy cercano, el rabioso ataque de la burguesía en contra de la educación pública, científica y de calidad. Esto es sólo una muestra de lo que pretenden hacer con las escuelas en nuestro país. No sólo se ataca a la educación mediante el recorte al presupuesto educativo, sino con el cierre de las normales rurales de nuestro país y con reformas a planes y programas de estudios entre otras cosas. Como estudiantes no nos queda otro camino que responder a los ataques de la burguesía mediante la organización y lucha constante, es nuestro deber. Defendemos la escuela pública para construir una mejor sociedad hoy y mañana. Unidos y organizados… ¡¡Venceremos!!

banner revolucion rusa