La intención de construir un nuevo aeropuerto en terrenos del antiguo Lago de Texcoco, ha evidenciado una contradicción entre las necesidades y los intereses de los pueblos aledaños que se oponen a la destrucción y el despojo de sus tierras y por el otro lado los intereses económicos de los empresarios detrás de este mega proyecto. Ante esta contradicción, la propuesta del próximo gobierno es realizar una consulta nacional que permita tomar la última decisión.

La consulta

Celebramos la posibilidad de que el conjunto del país se pueda volcar a emitir su opinión sobre temas tan relevantes como la administración del territorio, sin embargo, la pregunta es si el método de la consulta actualmente puede resolver el conflicto que hay detrás del mega proyecto del aeropuerto.

Los pobladores entorno al área afectada han expuesto sus puntos de vista, desafortunadamente desde el primer momento no ha sido bajo las mismas circunstancias que los empresarios promotores de la construcción. AMLO ha recibido los dictámenes e investigaciones independientes que respaldan la postura de que ese proyecto provocará un ecocido de grandes magnitudes amenazando los pueblos circundantes, sin embargo, no se ha entrevistado directamente con los pueblos afectados, ni escuchado sus argumentos, como si lo ha hecho con los empresarios.

Parece inminente la creación de un nuevo aeropuerto, pues hasta el momento sólo se han planteado dos opciones a consultar, una es la construcción sobre el Lago de Texcoco y la otra opción es sobre la creación de dos pistas en la base militar de Santa Lucía. El proceso de consulta inició el 20 de agosto con la entrega de investigaciones sobre ambas alternativas y culminará con la consulta nacional el 28 de octubre.

¿Una consulta puede ser equitativa?

Nuestra sociedad es profundamente desigual, los medios con los que contamos el 99% de la población son realmente escasos comparados con los medios económicos y mediáticos al servicio o propiedad de los grandes empresarios, como Carlos Slim que se empecina en la realización del proyecto sin importar el daño ambiental. Para que la consulta realmente reflejará una reflexión sobre ambas propuestas tendrían que existir condiciones iguales, lo cual es orgánicamente imposible dentro de este sistema, aun así debemos dar la batalla por aproximarnos a ello.

Es fundamental que él gobierno actual garantice los espacios de difusión, como se ha señalado por parte del futuro gobierno, requerimos medios abiertos en igualdad de circunstancias para plasmar los puntos de vista de los que nos oponemos al proyecto en el Lago de Texcoco. Requerimos respaldo económico para lanzar una campaña mediática como seguramente ellos lo harán. Con dinero que además obtienen de la explotación de millones de trabajadores y con las prebendas del gobierno, sin mencionar actos de corrupción. Además el voto de los pueblos directamente afectados debería tener una consideración especial.

Lo deseable es que AMLO pudiera manifestarse claramente en contra del aeropuerto, sin embargo es un riesgo que ha decidido no tomar, poniendo la decisión en las manos del conjunto de la población. Desde IR consideramos que más allá de los aspectos técnicos que también se muestran contra la construcción del aeropuerto en el Lago de Texcoco, esta decisión es fundamentalmente una decisión política sobre a qué capa de la población favorecer y que actitud tomar frente a los megaproyectos de muerte.

Nuestra lucha

Debemos denunciar que las circunstancias difícilmente serán las mismas, aun así daremos la batalla por convencer al resto dela población que puede reflejarse en nuestra lucha, cuando hablamos de depredación ambiental por las grandes empresas, cuando hablamos de corrupción imparable en proyectos inviables o contratos por intereses personales, también cuando hablamos de ofertas laborales que hablan de modernización y mientras trabajamos en transnacionales de reconocimiento internacional, nuestros salarios nos alcanzan ni para costearnos un vuelo de avión o unas vacaciones.

Esta lucha representa además cientos de luchas más por el territorio, que se desarrollan heroicamente en todo el país. Representa una resistencia a la actitud ambientalmente irresponsable del capitalismo que ha acelerado peligrosamente el calentamiento global.

Nuestra lucha además será como sabemos darla, saliendo a las calles, para denunciar el fondo de la problemática y hacernos ver en circunstancias desiguales.

Únete a la lucha contra el mega proyecto de muere del Nuevo Aeropuerto y salvemos hoy a los pueblos de Texcoco, para mañana salvar a nuestro país de la depredación capitalista.


banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos