A continuación, publicamos esta colaboración de los compañeros de Operación Hormiga. Creemos que el artículo tiene un interés especial en el papel de la propaganda del Régimen, aportando puntos de vista que ayudarán. Estando de acuerdo en las conclusiones generaes, también creemos que hay un debate que debe continuar y ampliarse hasta encontrar acciones puntuales para hacer avanzar el movimiento.

 

En un contexto de emergencia nacional, donde el gobierno fracasa en ponerse a la altura de la reacción inmediata de la población mexicana, la frase ¡Fuerza México! resuena en distintas voces y matices, desde: palabras solidarias a paisanos damnificados, hashtag –que llegó hasta trending topic– para elevar la moral nacional, titular de la Revista Hola (quien mantuvo su giro editorial presentando  el top ten de  famosos que ayudaron en la catástrofe), frase motivacional en medallas oficiales expedidas por el gobierno de la república a brigadistas extranjeros, leyenda inscrita en playeras del Club América o nombre de fideicomiso promovido por la cúpula financiera y empresarial para "adoptar" al país en coordinación con el Estado. Y pese a la pertinencia y resonancia que parece ahora adquirir la leyenda, ésta tiene su origen no en el reciente sismo, sino en el proyecto económico trazado por el Consejo Coordinador Empresarial desde principios de este año.

Frente a la amenaza de Donald Trump al TLC, el relanzamiento del sello  "Hecho en México"  –buscando potenciar el mercado interno– tuvo resonancia tanto en  redes sociales, como en el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y el Consejo Mexicano de Negocios (CMN), quienes manifestaron estar de acuerdo en que:  “nuestras ventajas frente al exterior son sólo una parte de nuestras fortalezas. La mayor fuerza y potencial están en nuestro mercado interno: en lo que nos compramos y vendemos entre nosotros los mexicanos, lo que hacemos aquí en México."[1] Asimismo, el frente empresarial mantuvo que México debe estar abierto a buscar otros mercados más allá de Estados Unidos: “Nuestro país debe seguir abierto al mundo. La relación comercial con Estados Unidos no es ni debe ser nuestra única alternativa. Tenemos que diversificar los mercados”[2] Por ello, el 8 de febrero de 2017, el CCE y el CMN le presentaron a Enrique Peña Nieto, la iniciativa: Fuerza México.

 

ADOPTE UN PUEBLO

 

Al cabo de un tiempo, la empresa quedará permanentemente ligada al pueblo y el pueblo a la empresa.  Enrique Krauze

 

En oposición al fomento del liderazgo popular en la reconstrucción del país, y siguiendo la ideología empresarial, el historiador liberal Enrique Krauze convocó, el sábado 23 de septiembre, por Twitter a las grandes y medianas empresas vía la COPARMEX, el Consejo Coordinador Empresarial y El Consejo Mexicano de Hombres de Negocios a “adoptar pueblos”, utilizando la fraseología de campañas para la reconstrucción de espacios históricos, como “adopta una obra de arte[3]” o  de caridad como “Save the Children”. La propuesta tuvo eco en dichas instancias, y sus presidentes, ("los padrinos") Juan Pablo Castañón (Consejo Coordinador Empresarial) y Gustavo de Hoyos (COPARMEX), confirmaron su colaboración con el historiador. Bajo los mismos impulsos de cobijamiento, días después se presentó el Fideicomiso Fuerza México, el cual es impulsado por la industria privada y consiste en un fondo en el que se espera juntar mil quinientos millones de pesos, según Castañón (nota)  y el cual será redirigido por el Gobierno de la República.  En la utopía de Krauze "cada empresa adquiriría los materiales necesarios para la obra, planearía su transporte al pueblo, supervisaría la reconstrucción. La mano de obra la pondrían los propios habitantes"[4] El modelo del patrón-empleado es la figura clave para lograr un funcionamiento eficaz en el esquema neoliberal, en donde ahora, incluso los pueblos damnificados serán empleados del corporativismo. 

Dicen que a caballo regalado no se le ve colmillo, sin embargo, históricamente  la relación entre poderes fácticos  y gobierno viene dirigida por intereses privados, mientras que  la liberalización económica del país nos llega en forma de medidas extraordinarias que  los mandatarios justifican en momentos de  crisis. Para botón de muestra,  desde comienzos de este año hemos visto como PEMEX se ha privatizado y las gasolineras de la paraestatal son remplazadas por otras siete empresas nacionales y extranjeras, lo cual se tradujo en un aumento para la población, el llamado "gasolinazo", que EPN ha "explicó" a través de su frase: "¿Qué hubieran hecho ustedes? ". La crisis económica,  la necesidad de ser rescatados por los privados, la inutilidad de las paraestatales  y la necesidad de mover a México, son los argumentos del gobierno actual para otorgar concesiones a las empresas privadas y despojar a lo público; en el caso del gasolinazo, el presidente explicó que de no haber liberalizado el precio de los hidrocarburos se habrían tenido que recortar programas sociales y apoyos a escuelas y hospitales. Ahora, tras el19-S,  la catástrofe es carne de carroña para los planes políticos en miras de las elecciones del 2018, y es que a una semana del sismo, en el estado de Morelos, las demoliciones han empezado,  las empresas (españolas) que apoyan con maquinaria pesada son: Grupo Aldesa, constructora encargada de realizar el Paso Exprés de Cuernavaca, Morelos, autopista que es llamada ahora  "el paso de la muerte" debido al socavón en donde murieron dos personas en julio de este año, y grupo OHL, empresa cuestionada por actos de corrupción en este sexenio. 

Asimismo, el fideicomiso "Fuerza México", pretende ser canalizado por presidencia, quien anunció que dará monederos electrónicos para damnificados del Huracán Katia y  los sismos del 7 y 19 de septiembre, en pleno año electoral.  En paralelo a la formación de la cúpula empresarial y el gobierno federal, la partidocracia ha promovido renunciar a parte o el total del presupuesto electoral, con el fin de colaborar en la reconstrucción del país; desde renunciar al 20% (MORENA) , hasta renunciar al 100% , aunado a la privatización del financiamiento político. En esta línea el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano comunicaron crear el Fondo Nacional de Reconstrucción, el cual cancela el financiamiento público a los partidos,  con el fin de otorgar el presupuesto electoral a las víctimas de los recientes desastres , finalmente en un movimiento más agresivo se anuncia la propuesta del PRI,  por su presidente de partido Enrique Ochoa Reza, al son de: "Presentamos una propuesta de reforma constitucional que tiene como propósito eliminar el 100% de los recursos públicos destinados a los partidos políticos".[5] Lo que el priísta no aclara es que el gobierno federal controlado por el PRI (partido con bastos antecedentes de fraude electoral) sería quien administraría todos los recursos electorales asignados el 2018, además de que esto significaría un cambio permanente en el modelo electoral, que impulsaría candidaturas abiertamentesponsoreadas por  flujos de capital controlados por minorías, circunscribiendo (aun más)  la democracia a un esquema de desigualdad asumido, que en tiempos de crisis puede disfrazarse de solidaridad,  y es que sin duda la industria privada puede ayudar a la reconstrucción de las viviendas –como lo ha hecho desde un inicio el resto de la población en las calles—,  sin embargo no podemos dejar de preguntarnos: ¿A cambio de qué?¿Qué implicaciones tiene que se sobreponga lo privado sobre lo público? ¿En manos de quién está la reconstrucción del país? ¿Qué responsabilidad tiene  la empresa privada para con la ciudadanía?¿A que intereses beneficia? Restar las funciones del Estado, favorece al modelo operativo del neoliberalismo más salvaje, apropiarse de la iniciativa y la organización espontánea de la población para desarticularla es priorizar el control y la  gobernabilidad  en vez de la situación de emergencia de millones de mexicanos. Como si lo anterior fuera poca cosa, ahora, con  la excusa de responder contra la crisis, la derecha política, representada por  el PRI, y el Frente Ciudadano por México (PAN , PRD y Mov. Ciudadano) pretenden una modificación permanente a través de reformas constitucionales: para fundar un modelo  de inequidad encarnado en un nueva clase político-empresarial.

Es por ello que urge que la organización popular,  impulse una resistencia a través de  la acción política y de una participación activa en el proceso de reconstrucción. Resistencia que en vez de reafirmar la condición de víctimas que necesitan ser "adoptadas" por empresas, nos lleve a transformarnos en sujetos activos de la historia y a configurar una defensa colectiva de lo público.

 

EPÍLOGO

 

El 19 de septiembre de 1985, la sociedad civil se levantó. La palabra Solidaridad definía el sentir del pueblo mexicano tras una de las catástrofes más fuertes que han impactado al país; en 1988, la primera acción del gobierno de Carlos Salinas de Gortari, fue poner en marcha el programa "Solidaridad". La crisis es la carne de carroña de la clase política y empresarial. 


NOTAS

[1] http://aristeguinoticias.com/0702/mexico/la-fuerza-de-mexico-esta-en-su-mercado-interno-cce/ (consultada el 28 de septiembre de 2017)

[2] Ibídem

[3] El programa “Adopte una obra de arte” , que utiliza Kaueze como referencia para proponer un esquema de reconstrucción nacional, fue fundado en 1996, por miembros de la clase dominante como Cecilia Occelli (esposa de Carlos Salinas de Gortari) y Adriana Salinas de Gortari (hermana de Carlos Salinas de Gortari), y promovía la restauración de obras de arte y patrimonio nacional en un esquema de filantropía que, bajita la mano, impulsaba la tendencia a restar funciones del estado y ponerlas en mano de privados, ganando así terreno (los privados) en la toma de desiciones referente al patrimonio nacional.

[4] http://www.letraslibres.com/espana-mexico/politica/adopte-un-pueblo (consultada el 28 de septiembre de 2017)

[5]  http://www.eluniversal.com.mx/nacion/politica/pri-presenta-iniciativa-para-eliminar-el-financiamiento-partidos(consultada el 28 de septiembre de 2017)

Fuentes Consultadas

http://www.eluniversal.com.mx/nacion/sociedad/ip-ve-con-agrado-iniciativa-de-krauze

http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2017/09/28/an-destinara-200-mdp-para-damnificados-por-sismos-5007.html