Desde Libres y Combativas denunciamos la represión que la madrugada de este 3 de abril sufrieron compañeras del movimiento feminista, quienes se manifestaban afuera de la Fiscalía General de Justicia de Chimalhuacán contra la desaparición forzada, la tortura y abuso de autoridad que sufrió Irene Yashika Martínez Cervantes, madre que lucha por justicia para su hija desaparecida y violada por miembros de la policía municipal de Chimalhuacán cuando tenía 12 años.

La repugnante ofensiva de la policía de Chimalhuacán tras ser evidenciada por Irene y su familia como protectora de criminales machistas ha ido muy lejos. No sólo privaron de su libertad a Irene el día 1° de abril; además la golpearon, la agredieron sexualmente y la torturaron tirándole algunos dientes. Una vez que estos se vieron obligados a dejarla en libertad, gracias a la presión del movimiento y con el establecimiento de un plantón en la madrugada del 3 de abril, las compañeras fueron agredidas con gas lacrimógeno y armas largas mediante un despliegue de 300 elementos policiacos, en su mayoría hombres tanto uniformados como vestidos de civil, que arribaron en vehículos y camionetas sin placas o identificación, contra un grupo que no pasaba de 20 manifestantes, muchas de ellas madres de familias y parientes de víctimas.

Entre las agredidas se encuentran Lidia Florencio, madre de Diana, víctima de feminicidio en ese municipio, e Irinea Buendía, madre de Mariana Lima, víctima de feminicidio a manos de un elemento de la policía del Estado de México; ambas son un referente para el movimiento feminista.

Denunciamos contundentemente esta ofensiva de la justicia machista y patriarcal que pretende callarnos mediante la represión. Desde Libres y Combativas decimos fuerte y claro que las compañeras no están solas, tienen todo nuestro respaldo al igual que Irene, su familia y el resto de las colectivas reprimidas los pasados 2 y 3 de abril.

Exigimos, en primer lugar, justicia ejemplar para la hija de Irene, la destitución inmediata de las y los agresores involucrados en su caso, aunada a la de todas y todos los fiscales de todos los niveles que no solo no han otorgado justicia, sino que además la han entorpecido y continúan amenazando para que las victimas desistan en su denuncia. Demandamos también el despido de las cuatro policías implicadas en la desaparición de Irene y los policías agresores de las compañeras; asimismo, abrirles un proceso judicial por agresiones y violencia de género.   

Actualmente gobierna Morena en el Municipio, es ahora cuando tiene que demostrar congruencia, gobernar a favor de las y los oprimidos y no guardar silencio: exigimos castigo a los represores y culpables, incluida la mafia de Antorcha Campesina.

Demandamos la depuración de las fuerzas policiacas, así como todo su aparato de justicia de Chimalhuacán, pero también un alto a la represión que se ha desatado contra el movimiento feminista en el Estado de México, ¡Fuera Alfredo Del Mazo! ¡Basta de gobiernos machistas y criminales!

Exigimos la destitución del Fiscal del Estado de México, José Luis Cervantes y la ex fiscal Especial para la Atención de Delitos Vinculados a la Violencia de Género, Dilcya Samantha García Espinoza, por negligencia y encubrimiento, así como de Salvador Hernández Torres, director general de Seguridad Ciudadana y Tránsito Municipal por abuso de autoridad y represión.

La ofensiva contra el movimiento feminista no es ninguna casualidad; estamos tocando las fibras más sensibles del Estado y su sistema de justicia solapadora de feminicidas, violadores, torturadores machistas y reaccionarios. Nuestra lucha es peligrosa para ellos porque estamos evidenciando su justicia de paripé que, mientras encarcela a mujeres que se defienden de sus agresores como Roxana o llenan las cárceles de inocentes, pobres, presos y presas políticas como Kenia Hernández, dejan en total impunidad a miles de agresores machistas y delincuentes de cuello blanco.

Nos temen y nos agreden porque nuestro movimiento tiene por objetivo hacer caer al conjunto del sistema capitalista, machista y patriarcal. ¡NO NOS DETENDRÁN! ¡NO NOS CALLARÁN!

Llamamos a la solidaridad y a seguir luchando por justicia, porque la lucha es el único camino para arrebatarla. Hacemos un exhorto a la Coordinación 8M, a las organizaciones de izquierda, a los sindicatos democráticos y otros espacios de coordinación y de lucha, tanto de la metrópoli como a nivel nacional, a responder solidariamente de manera activa y combativa. Urgimos a realizar acciones de protesta en nuestras comunidades o estados.

¡Justicia para Irene y su hija!

¡Basta de represión a quienes luchamos por verdad y justicia!


banner libres y combativas

banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner revolucion rusa