Entrevista a Francisco Rivero, Vocero del Batallón “Armando Reverón” del PSUV, Parroquia Caraballeda, Edo. Vargas.

EM -¿Cómo se está desarrollando el proceso de conformación de los Batallones del PSUV y la elección de voceros, comisionados y delegados de cara al Congreso Fundacional del PSUV?

Francisco Rivero: En mi sector, Caraballeda (Estado Vargas), como en el resto del país, el proceso de conformación de los Batallones se inició el pasado sábado 28 de Julio. Nos reunimos todos los sábados. Aunque en las primeras reuniones se evidenció algo de desorden en la organización, fallas en la preparación y orientación de algunos aspectos, a partir de la tercera reunión ya los Batallones funcionaban regularmente. En mi zona el promedio de asistencia a las reuniones ha oscilado un poco de los sectores populares a las zonas de clase media: en los Batallones ubicados en zonas populares la asistencia media a cada reunión ha sido de unos 80 camaradas, en los sectores de clase media de 25 a 30 camaradas.

Una cosa que llama la atención es la composición de los Batallones. Es de resaltar que la gran mayoría de los hombres, mujeres y jóvenes que participan no tienen ninguna militancia anterior en otros partidos, la mayoría ni siquiera militó en el MVR. Se trata de sectores que han despertado a la vida política con este proceso revolucionario, que siguen al Presidente Chávez y se declaran revolucionarios, bolivarianos, antiimperialistas y socialistas. La única formación ideológica que ha recibido la mayoría es su propia experiencia en estos casi diez años de revolución y los discursos del Presidente. En estos sectores se percibe una gran transparencia y motivación para participar políticamente, mucho ánimo y voluntad revolucionaria.

En las reuniones se han venido discutiendo a lo largo de los meses de agosto y septiembre distintos temas siguiendo la agenda propuesta por la Sala Situacional Nacional presidida por el camarada Jorge Rodríguez (Vicepresidente del Gobierno). En cada Batallón se han conformado diferentes comisiones: 1) Ideología y Política; 2) Organización; 3) Propaganda y movilización; 4) Asuntos sociales; 5) Defensa territorial.

Debido a la agudización de la coyuntura política tras la reacción histérica de la derecha ante los cambios propuestos en la Constitución en el sentido de acelerar la revolución y promover el poder popular, el Presidente Chávez propuso acelerar el cronograma del Congreso Fundacional del partido. Se adelantó la fecha para la elección de voceros y comisionados, la cual fue realizada el pasado 8 de Octubre, y en las últimas semanas el debate político se ha centrado en la discusión de la propuesta de reforma constitucional.

EM: ¿Cómo se realizó la elección?

FR: Durante las reuniones semanales realizadas en los Batallones a lo largo de agosto y septiembre los integrantes de cada batallón tuvimos la oportunidad de conocernos a fondo, debatir políticamente, escuchar los distintos puntos de vista de cada camarada, qué propuestas y accionar político defiende cada uno, sus aptitudes y la firmeza de su ideología y convicciones revolucionarias. En el caso de mi Batallón yo defendí desde el inicio mis posiciones y análisis marxistas, aplicando el método y el programa del marxismo.
Pienso que esa claridad en las ideas que da el método marxista me permitió adquirir ascendencia y respeto sobre el grupo, el cual me eligió como su vocero para integrar la circunscripción socialista.

El proceso de elección de voceros, comisionados y delegados funciona del siguiente modo: cada Batallón elige 1 vocero y 5 comisionados (uno por cada comisión, aunque no es cada comisión la que elige su comisionado sino que el conjunto del Batallón elige mediante voto secreto tanto al vocero como a los 5 comisionados). Los voceros y comisionados de 10 Batallones constituidos en una determinada zona integran una circunscripción socialista y eligen -tras varias reuniones semanales en las que debaten sus posiciones y se conocen unos a otros- 1 delegado al Congreso por cada circunscripción. Esta elección se producirá este sábado 20 de octubre y el Congreso Fundacional del Partido se instalará el 2 de Noviembre.

EM: ¿Qué temas e inquietudes han centrado la atención de los participantes en los debates tanto en los Batallones como en las circunscripciones socialistas?

FR: La discusión de la reforma constitucional ha servido para que surgieran opiniones y propuestas muy interesantes que reflejan las aspiraciones de las bases revolucionarias y también las preocupaciones ante determinados errores y fallas que existen. También se evidenciaron críticas muy fuertes a la gestión de distintas autoridades locales y regionales (gobernadores, alcaldes, concejales…). Hubo muchas intervenciones contra el burocratismo así como manifestando preocupación por desviaciones éticas e ideológicas (corrupción, etc.) que se observan en distintos funcionarios públicos.

Se manifestó mucha inquietud sobre la necesidad de conformar en líneas revolucionarias los Consejos Comunales y discutimos cómo el PSUV y en concreto nuestro Batallón implementaba los Consejos Comunales y desarrollaba el poder popular en nuestro sector.

EM: Desde algunos sectores ultra-izquierdistas que se dicen revolucionarios e incluso marxistas se dice que el PSUV no es un partido revolucionario, que es “burgués”, “policlasista”. Aducen para ello que al mismo han entrado burócratas e incluso empresarios. Cómo militante marxista del PSUV ¿qué respondes a esto?

FR: Un proceso de participación popular tan amplio como el que ha desatado la construcción del PSUV, con más de 5 millones de inscritos inicialmente como aspirantes a militantes en apoyo a la propuesta del Presidente y más de 1.500.000 militantes efectivos ha significado un golpe contundente a los sectores burocráticos que basándose en la actuación de cúpulas y el amiguismo controlaban en el MVR y los otros partidos parlamentarios del proceso las cuotas de poder y la elegibilidad de los candidatos a cargos de elección popular.

Ante esta situación los sectores burocráticos y reformistas, los contrarrevolucionarios que hacen vida dentro del campo revolucionario disfrazados de rojo, han reaccionado de manera virulenta ante la clara evidencia de que han perdido el control sobre la organización revolucionaria. Estos sectores ya están haciendo, y van a seguir haciendo, todo lo que puedan por intentar impedir la participación de las bases y controlar burocráticamente Batallones y circunscripciones pero el resultado final está por decidir y va estar ligado al desarrollo de la lucha de clases y del proceso revolucionario. Lo importante es qué hacemos los revolucionarios para participar junto a las masas en esta lucha y ganarla. Por el momento los sectores burocráticos tienen muchos problemas y sus maniobras están encontrando el repudio de sectores amplios de las bases.

EM: ¿Cómo se está desarrollando la lucha entre sectores reformistas y burocráticos y revolucionarios que existe dentro del proceso revolucionario en el interior del PSUV?

FR: Un ejemplo del miedo a un debate democrático y a una participación de las bases como la que se ha desatado con la propuesta del Presidente de conformar desde abajo el Partido Socialista Unido de Venezuela son las declaraciones del diputado Francisco Ameliach, alto representante a nivel nacional de esas posiciones reformistas y burocráticas. Ameliach llegó a manifestar públicamente que no era oportuno seguir desarrollando el PSUV e incluso a recoger firmas entre los diputados proponiendo volver a la vieja estructura del MVR al menos hasta después del referéndum aprobatorio de la reforma. Estos planteamientos chocaron con el rechazo generalizado y fueron fuertemente criticados por el propio Presidente Chávez.

En mi Batallón estos sectores, y sus intenciones de frenar el debate y la participación de las bases en la toma de las decisiones, también se han hecho presentes. Por citar un ejemplo, el día de la elección de los voceros y comisionados se presentaron a votar varios funcionarios y funcionarias de la Gobernación del Estado Vargas que apenas habían asistido a una sola reunión del Batallón durante los meses anteriores. Esto generó una gran indignación en el resto de camaradas del Batallón, quienes reaccionamos firmemente acusándolos de inmoralidad política y de falta de ética revolucionaria. Esta situación se dio, por lo que se, en más Batallones.

Lamentablemente, una maniobra de última hora logró que la Sala Situacional Nacional cambiara la disposición inicial que sólo permitía votar y postularse como candidatos a voceros a aquellos que hubiesen asistido como mínimo al 50% de las reuniones por otra que permitía votar asistiendo a dos reuniones incluida la del día de la elección.

Por otro lado, y es triste reconocerlo, con miras a las elecciones de delegados en las circunscripciones de cara al Congreso Fundacional estos sectores burocráticos y pro-capitalistas están utilizando sus posiciones de poder para intentar impedir que la voluntad de las bases se refleje fielmente. Voceros y comisionados de diferentes batallones han estado recibiendo presiones, incluso algunos que trabajan en la Administración Pública han sido amenazados con perder sus puestos de trabajo por sectores de la burocracia. Contra otros se han iniciado campañas de descrédito y también ha habido intentos de sobornar ofreciendo prebendas. En algunos Batallones donde no ganaron voceros afectos a la burocracia se ha intentado impugnar las elecciones y en algún caso incluso se ha llegado a organizar provocaciones violentas. Por ejemplo, en otro Batallón de mi misma parroquia, el camarada Oduber (conocido como “el profesor Oduber”), un reconocido luchador social de la parroquia, elegido vocero por su Batallón, ha sido incluso detenido arbitrariamente por la Jefa Civil tras denunciar estas actuaciones burocráticas.

Sin embargo, lo más significativo es la respuesta mayoritaria y digna que se está produciendo en la gran mayoría de Batallones ante esta arremetida desesperada de los sectores burocráticos. Un ejemplo: en mi circunscripción durante un debate político entre los voceros y comisionados elegidos por los distinto Batallones, un conocido representante de la burocracia regional -que mostró durante su intervención una carencia absoluta de formación y propuestas revolucionarias- en su desespero al ver que se quedaba en minoría llegó a proponer que no se realizaran elecciones de delegados (“porque eso divide”) sino un acuerdo por consenso entre aquellos con más “experiencia política” de la circunscripción. Esto provocó un repudio generalizado y hasta rechiflas. Los voceros y comisionados insistimos en que no queríamos acuerdos entre cúpulas y cogollos sino discusión democrática y elegibilidad y revocabilidad de los delegados.

EM: ¿Qué ideas, métodos y programa crees tu como marxista que ha sido elegido vocero por su Batallón y candidato a delegado al Congreso Fundacional que debe defender el PSUV?

FR: En las bases existe un gran anhelo de que el programa político del PSUV interprete los verdaderos intereses del pueblo , que el PSUV se desarrolle como un partido revolucionario y socialista, democrático, no controlado por cúpulas y cogollos. Los marxistas tenemos una responsabilidad en que esto sea así, debemos participar en este proceso e incidir con nuestras ideas, métodos y ejemplo para que el programa político del PSUV esté impregnado por las idas del socialismo científico, de la revolución permanente y el papel central de la clase obrera en la conducción del proceso revolucionario. Para que se lleve a cabo la expropiación de la oligarquía y la conformación de un orden económico socialista bajo el control de los trabajadores que permita sustituir la explotación y barbarie del capitalismo por una economía socialista planificada democráticamente.

Igualmente los marxistas debemos apoyar plenamente la propuesta del Presidente Chávez de impulsar los Consejos de Trabajadores, Comunales y Estudiantiles al tiempo que proponemos luchar por la unificación de estos Consejos elegibles y revocables en todo momento a escala local, regional y nacional para que sirvan como base de un genuino estado revolucionario que sustituya al aparato estatal creado por los capitalistas que todavía se mantiene vivo.

EM: ¿Cuál es tu balance general hasta el momento de la construcción del PSUV y cómo crees que puede desarrollarse el partido en el futuro?

FR: Si hacemos un balance general se puede decir con toda seguridad que la conformación de 15.000 Batallones Socialistas en todo el país en los que se está debatiendo sobre el socialismo, la reforma constitucional y cómo implementarla para superar el capitalismo, etc. significa una revolución en la historia de los partidos políticos en Venezuela. Supone un golpe contundente a la manera tradicional de hacer política en Venezuela, donde todo se decidía burocráticamente por arriba.

En el debate que estamos teniendo en los Batallones del PSUV existe completa libertad de discusión y análisis, no se han impuesto líneas y existe absoluta revocabilidad en las responsabilidades y la participación se da entre todos por igual. Quedará para el desarrollo del Congreso Fundacional, y posteriormente a éste, luchar porque esto siga siendo así y dotar a esta inmensa masa de millones de venezolanos aglutinados en el PSUV para luchar por el socialismo de un programa político auténticamente revolucionario, socialista, marxista; una organización democrática y una dirección revocable que exprese el sentir de las bases, responda periódicamente ante ellas y esté sometida a su control.

Lo más significativo de todo este proceso es que por primera vez se conforma desde la base una organización política con la participación de los trabajadores, de las amas de casa, de los jóvenes, campesinos, profesionales, etc. unidos en su barrio o sector o, en muchos casos (algo muy importante) en sus centros de trabajo.

En este sentido me parece especialmente importante y significativo el que los trabajadores de una empresa recuperada que está funcionando bajo control obrero como Inveval hayan constituido su propio Batallón y que la gran mayoría de los trabajadores de la fábrica estén inscritos en el mismo. Este es el camino. Los dirigentes sindicales revolucionarios deben construir batallones del PSUV en cada fábrica para que la clase obrera pueda desempeñar el papel que le corresponde en la revolución.

Independientemente de la correlación de fuerzas entre los sectores reformistas y revolucionarios que se pueda reflejar finalmente tras la elección de los delegados al Congreso Fundacional, debemos tener claro que el proceso hacia la construcción de un partido revolucionario de masas en Venezuela acaba de empezar. Es un proceso dialéctico que como todo estará sujeto a cambios producto de las diferentes coyunturas que se vayan dando en la lucha de clases. Lo más importante, más allá del resultado concreto que vayan a tener los trabajos de los voceros y comisionados en las circunscripciones y de los delegados en el Congreso Fundacional, está la existencia de esos 15.000 Batallones donde se va a dar un debate permanente, donde se va a producir vigilancia revolucionaria, donde va a profundizarse durante el próximo periodo la lucha por defender y llevar hasta su victoria final esta revolución.

banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner 2032

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos