El sistema capitalista para los trabajadores y sus hijos ha significado barbarie y más barbarie. La juventud es uno de los sectores más castigados por este sistema, no solo se le niega el derecho a acceder al sistema educativo público sino también a no poder contar con un empelo digno, recreación, deporte, cultura, etc.

Ahora ante la crisis económica percibimos de manera más clara cómo se ensombrece el futuro para la juventud. Así como la burguesía tiene la necesidad de atacar las conquistas laborales de los trabajadores, también esta misma política se aplica para la juventud, la cual también está pagando los platos rotos de la crisis económica que han generado los capitalistas. Sin embargo una de las características de la juventud proletaria es su deseo de cambio, de transformación de la realidad y de descontento con el actual sistema, el capitalismo.

Ante la necesidad de agrupar a los elementos más críticos y combativos de la juventud es que surge el Comité Estudiantil en Defensa de la Educación Pública (CEDEP), organización que brinda una alternativa para miles de jóvenes estudiantes que desean luchar y organizarse, vinculando nuestras demandas cómo jóvenes y estudiantes a las de la clase trabajadora.

Por una organización estudiantil revolucionaria

El CEDEP surge al calor de la lucha estudiantil más importante desde 1968, la huelga de la UNAM de 1999.

Desde nuestro origen hemos insistido en vincular la defensa de nuestros derechos cómo estudiantes con la lucha por la transformación de la sociedad, esto porque bajo el capitalismo, la educación no es un medio para desarrollarnos personal ni socialmente si no que sirve a los empresarios para dos misiones fundamentales: formar mano de obra más o menos cualificada en función  de sus necesidades económicas y utilizar el sistema educativo para transmitir y perpetuar los valores ideológicos de la clase dominante. El CEDEP pugna por que la educación sea pública y por ello un medio para mejorar la calidad de vida del conjunto de la sociedad, pero esto no es posible dentro del capitalismo, que tiene cómo máxima el enriquecimiento de una minoría sobre las espaldas de millones de explotados, por lo tanto el CEDEP lucha por una educación pública, gratuita y de calidad, así como por la transformación socialista de la sociedad.

A lo largo de nuestros 11 años de existencia hemos impulsado un sin fin de actividades que han dado como resultado el fortalecimiento del movimiento estudiantil y de los trabajadores en general. Hemos defendido los derechos democráticos de la juventud, hemos mantenido una campaña permanente por que se destine el 8% del Producto Interno Bruto a la educación pública, nos hemos opuesto a las modificaciones reaccionarias a los planes de estudio y al modelo educativo, nos hemos manifestado en contra de la privatización de la educación pública, por el incremento a la matrícula universitaria, entre otras muchas campañas.

La difusión de la ideas marxistas ha jugado un papel central dentro de nuestra actividad por ser necesarias para elevar el nivel de conciencia de los jóvenes y trabajadores. Hemos impulsado por quinto año consecutivo “Miniferias del Libro Marxista” en conjunto con la Fundación Federico Engels en varios centros de estudio: UNAM, UAM, IPN, Universidad de Hidalgo y en la Benemérita de Puebla, logrando una receptividad muy positiva por parte de los estudiantes a las ideas marxistas reflejando la búsqueda de alternativas ante este sistema que no ofrece más que miseria.

Nuestra táctica de lucha siempre ha sido y será: todo con las masas, nada sin ellas. No compartimos el punto de vista de los grupos sectarios ni ultraizquierdistas que realizar “acciones” al margen del grueso de los estudiantes, estas acciones aisladas y seudo radicales más allá de fortalecer el movimiento lo debilita, confunde y desorganiza. El CEDEP no es una organización ajena a los intereses de los estudiantes, todo lo contrario, está integrado por estudiantes hijos de trabajadores dispuestos a organizarse y luchar de manera seria con la plena convicción de explicar y su vez ganar al grueso de nuestros compañeros estudiantes a la lucha, unificando nuestras demandas con los trabajadores y campesinos pobres.

El CEDEP tiene una vinculación internacional con otras organizaciones que al igual que nosotros luchan en sus respectivos países en la defensa de los derechos de la juventud. El Sindicato de Estudiantes del estado español, que ha movilizado a decenas de miles de jóvenes en defensa de la educación pública, es además de nuestra organización hermana nuestro ejemplo e inspiración para conformar en México una organización que sin distinción de la institución educativa a la que se pertenezca agrupe al sector más consciente de la juventud.

Organizarse y luchar surge de la necesidad de tener una mejor sociedad donde no exista la explotación, la miseria, las guerras, el narcotráfico, el desempleo, y todas esas barbaries inherentes al capitalismo. La clase trabajadora históricamente y en la actualidad nos han dado ejemplos de que un cambio revolucionario de la sociedad es posible, vivimos un momento histórico en donde el papel de la juventud es clave para lograr esta transformación, para ello necesitamos organizarnos. ¡Únete al CEDEP y lucha por una educación pública, gratuita y de calidad! ¡Únete al CEDEP y lucha por el socialismo!

Visita www.cedep.org

 


banner libres y combativas

banner libres y combativas

banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner 2032

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos