Desde Izquierda Revolucionaria envíamos toda nuestra solidaridad a los compañeros y compañeras del STRM en la huelga estallada hoy 21 de julio, tras 37 años de la última. 

La huelga es una herramienta de lucha imprescindible para combatir con fuerza los ataques de la patronal, sin duda, es la mejor respuesta ante las intenciones de Telmex de desmembrar, dividir y rebajar las condiciones laborales de trabajadores en activo y jubilados. 

El STRM, es uno de los sindicatos nacionales más grandes y estratégicos del país, la mayoría de las y los trabajadores tienen toda la disposición para salir a luchar, ya han votado masivamente la huelga y la han organizado muy bien. También existe el ambiente para extenderla a otros sectores y la respuesta da para una gran movilización en las calles, con todo ello ¡es posible ganar esta lucha!

La empresa del hombre más rico del país, no puede argumentar la crisis económica para justificar los ataques a los trabajadores, la falta de contratación de más de dos mil vacantes, la puesta en riesgo de las pensiones al plantear sustituirlas por activos de la empresa (al supuesto borde de la quiebra), es una burla, cuando la riqueza acumulada de este magnate llega a los 81 mil 200 millones de dólares, una cantidad inimaginable para cualquier telefonista y trabajador en general, de hecho, la fortuna de Slim superó a la de Mark Zuckerberg – dueño de Facebook- durante el último año y ocupa la posición 13 entre los más ricos del mundo.

Durante la pandemia, a lo largo del 2021, su fortuna creció en 1,237 millones de pesos ¡cada día! Este crecimiento de su riqueza sólo ha sido posible con la máxima explotación y precarización de miles de trabajadores aglutinados en las diferentes compañías del empresario. 

La precarización en TELMEX no es una excepción, ha alcanzado todos los rincones laborales y amenazado las conquistas logradas con las luchas de generaciones anteriores. No podemos permitir ni una ofensiva más de la patronal. 

Pero los trabajadores de la rama de las telecomunicaciones no son los únicos afectados, también lo somos los trabajadores y trabajadores que hacemos uso de estas tecnologías cada vez más necesarias y que cada día sus tarifas se van más a las nubes. Es por eso que esta lucha es de todos y todas.

¡Tenemos fuerza para ganar!

La reciente propuesta de acuerdo presentada hoy que plantea nuevamente volver a las mesas de negociaciones a cambio de levantar la huelga sin nada en las manos ¡es inaceptable! ¡Basta de burlas por parte de la empresa y la Secretaría del Trabajo!, la huelga se debe sostener hasta que se solucionen cada una de las demandas: la vuelta del activo laboral y con él, la dignificación de salarios y prestaciones, así como jubilaciones justas y la cobertura no de los casi dos mil vacantes, que son las mínimas y las últimas pérdidas, en realidad el déficit laboral llega a las 30 mil plazas laborales.

Cualquier concesión por parte de la patronal en estos momentos requerirá una batalla dura, no podemos arrancar en las mesas de negociación nada que no hayamos arrancado antes en las calles. Esta huelga ha sido llevada a cabo muy a pesar de la dirección, las votaciones de hace unos meses realizadas en los centros de trabajo donde se ganó con abrumadora mayoría el sí a la huelga demuestra la determinación y la claridad que tienen los trabajadores de que la única forma de arrancar las demandas es a través de dar la batalla frontal y no estar alardeando sin luchar, la tibieza de la dirección en la “negociación” abriendo una y otra vez mesas sin llegar a acuerdos concretos en beneficio de las y los trabajadores, sólo nos debilita y fortalece a la patronal. 

Tenemos que hacer un llamado serio a la UNT, a todas y cada una de sus organizaciones que la integran, a secundar con acciones de solidaridad la huelga. Tenemos que extender la solidaridad, esta lucha es y será un faro para otros trabajadores, la patronal y los dirigentes lo saben, por eso quieren acallar el conflicto lo antes posible, tienen miedo de la fuerza y determinación.

La lucha de las y los trabajadores telefonistas está significando un nuevo episodio dentro de la rebelión sindical que hemos estado presenciando en el último periodo, el SINTIIA, el SINDJA, el MOM 2032, son buenos ejemplos de el alcance de nuestra fuerza, y no es casualidad, tras la crisis y la pandemia, la clase trabajadora estamos pagando con nuestra vida la catástrofe de este sistema, por eso la batalla de telefonistas no está sola, es una más dentro de la batalla que estamos librando para no cargar con la crisis que han provocado los capitalistas y entre ellos el mismo Carlos Slim. 

Compañeras y compañeros telefonistas no están solos y sus demandas son nuestras. 

¡Ni un paso atrás en la huelga!

¡Los derechos se conquistan luchando!


banner libres y combativas

banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner revolucion rusa