Pincha aquí y únete al Sindicato de Estudiantes

El Sindicato de Estudiantes más allá de ser una organización civil, o bien, un colectivo (como también se les denomina), representa una herramienta organizativa, política y colectiva única, necesaria para conquistar el bienestar y futuro tanto de las jóvenes generaciones actuales como de las que venideras.

Nos definimos como una organización de izquierda y revolucionaria, encaramos el sistema capitalista, la causa de todos nuestros males, de frente y a fondo, por ello también somos anticapitalistas. Somos feministas, con la bandera morada-verde en alto, en defensa y apoyo de las mujeres jóvenes y trabajadoras víctimas de la violencia machista que dentro de este sistema nos cosifica, explota sexualmente y asesina. También luchamos incluyendo a la comunidad LGBTTIQ+ quienes son constantemente atacados, marginados y sin derechos democráticos. Pero esto para nosotros no sólo es una bandera de lucha externa, sobre todo son nuestras señas de identidad a lo interno de nuestra organización, manteniendo un ambiente sano, combativo y serio, donde la democracia, sinceridad y debate son importantes para quienes integramos está valiosa herramienta de cambio.

También nos sumamos a la lucha por la defensa del medio ambiente, el calentamiento global y el cambio climático han generado una alerta entre la sociedad en todas partes del mundo, nos encontramos ante una emergencia climática y los jóvenes no somos ajenos a esta problemática. Por eso también convocaremos a la huelga mundial estudiantil este 27 de septiembre, haciendo un llamado a que se unan trabajadoras y trabajadores, amas de casa, campesinos e indígenas mostrando fuerza y la urgencia que se tiene ante esta catástrofe ecológica, levantando la consigna de que es el sistema quien mata el planeta y no la humanidad en abstracto.

En defensa de la educación pública

El Sindicato de Estudiantes, tal como lo señala nuestro programa, es una herramienta para defender y luchar por la educación pública y temas que se relacionen, para los hijos de trabajadores y familias humildes. Somos nosotros que desde que tenemos conocimiento vivimos los estragos de este sistema, conocemos la dura realidad que nuestras madres y padres y nosotros mismos tenemos que soportar para sobrevivir. Hoy en día la educación se ve como un privilegio y no un derecho, el recibir una educación digna cada día se convierte en una auténtica carrera de obstáculos para nosotros y nuestras familias. Es por ello que año con año, cientos de jóvenes redoblamos esfuerzos para acceder a una educación en las “mejores” condiciones posibles y en los “mejores” centros de estudio.

La educación, para nosotros tan necesaria, porque la vemos como una forma de salir de la precariedad y desconocimiento, aspirar a un buen trabajo en este mundo laboral tan injusto que existe y, así poder acceder a una vida justa. Pero el capitalismo cada día insiste en hacer de la educación un mecanismo de adiestramiento que haga a la juventud encajar en su moral y competir, renunciando a su vida como personas colectivas, pensantes y políticas. Precisamente por esto, la educación gratuita, popular, laica, científica y critica fue duramente defendida y peleada por nuestros padres y abuelos, sin su lucha, hoy muchos de nosotros no podríamos estudiar, es por ello que seguimos defendiendo este legado como un derecho y no un negocio y privilegio para unos cuantos.

Trabajadores y estudiantes, unidos vencerán

Una de las señas de identidad del SE, ha sido la conciencia de pertenecer a la clase trabajadora y luchar junto con su bandera. Nosotros no apoyamos a los trabajadores por sentimentalismo sino porque tienen nuestros mismos intereses. Apoyamos al magisterio democrático, a los electricistas, a las enfermeras y personal de salud pública, a los jubilados y pensionados, a nuestros compañeros de Atenco y a todos aquellos que están resistiendo contra los proyectos de muerte en sus pueblos y territorios, nos solidarizamos y participamos en sus luchas, así, defendemos los derechos de nuestras madres y padres y evitamos que se destruyan los empleos a los que queremos acceder cuando finalicemos nuestros estudios. Sumándonos a las luchas sociales del pueblo, los jóvenes contribuimos también a derrotar los planes que ataca nuestro derecho a la educación porque sabemos que quienes despiden, explotan y maltratan a los trabajadores en sus centros laborales, son los mismos que dictan a los gobiernos las contrarreformas que están demoliendo a nuestra educación pública.

Organización y lucha juvenil

Hemos de ser conscientes de las dificultades que nos esperan a lo largo de nuestra juventud, sobre todo en la vida académica, dado que no nos encontramos ciento por cien seguros de que continuaremos con nuestros estudios tal como lo hacemos ahora. Ahora que estamos dentro, observamos que seguimos careciendo de instrumentos e infraestructura básica, desde bancas, inmobiliario suficiente, equipo de cómputo y baños dignos. Además, sabemos que muchas veces nuestra integridad y vida también se pone en riesgo desde el momento en que salimos de casa, ya que el índice de violencia a la juventud no baja y lamentablemente nuestras escuelas ya no representan un lugar de resguardo y tranquilidad. Por esto y más, planteamos que el futuro y la vida digna se conquista luchando, somos un arma cargada de futuro para transformar la sociedad, siempre y cuando nos organicemos y salgamos a dar la batalla, por nuestro entorno y el del mundo entero; en nuestras manos y la de nuestros padres, la clase trabajadora, tenemos las riendas del porvenir, nuestro y de los demás.

Pincha aquí y únete al Sindicato de Estudiantes

Unidos y organizados…venceremos


banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner 2032

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos