Durante 45 días obreras y obreros del Movimiento Obrero Matamorense 20/32 se volcaron hacia las calles, pasar casa por casa, y con recursos propios e infinidad de apoyos y donaciones construyeron una campaña orientada al voto obrero en las pasadas elecciones para el Congreso de Tamaulipas.

Haciendo volanteos en las entradas de las empresas y centros de trabajo de la maquila, las y los compañeros realizaron una campaña militante y muy combativa para explicar la necesidad de romper y liberarnos de esas viejas direcciones y partidos cuyos intereses son contrarios a la clase trabajadora, formar un movimiento, y en este caso apoyar a un grupo de compañeros que sí les representa, apoya y luchara con ellos.

La agitación que por más de un mes impulsaron sobre la necesidad de tener candidatos obreros y también un gobierno obrero, tiene un enorme valor en la conciencia de miles de trabajadores de la zona y a nivel nacional. Esta batalla pone sobre la mesa la necesidad de ser una clase social no sólo en sí misma sino para sí misma. Miles de trabajadores reflexionamos que la política no es sólo para el intelectual universitario o para el político mafioso.

Estas candidaturas independientes no registradas con un programa claro y con un trabajo combativo lograron colocarse en la tercera fuerza electoral en tres Distritos (IX, X y XII), y la segunda fuerza en el distrito XI. Fueron votados por miles de trabajadores obteniendo 14 mil votos.  Miles de votos nulos que el INE cuantifico iban directamente al apoyo del 20/32 pero no sólo eso, estos compañeros se enfrentaron a todo el aparato fraudulento impulsado por el PAN que en coalición con las patronales de las empresas no dieron el día libre a las obreras y obreros para ir a votar y suspendieron el transporte público, bajo el control de la CTM, para inhibir el voto en las zonas donde la preferencia electoral beneficiaba a los compañeros.

Esta batalla no surge por azar, es una consigna que si se vincula con las necesidades actuales: la urgencia que tenemos los trabajadores por cambiar nuestra realidad ante la bancarrota y crisis del sistema capitalista, degeneración y crisis de los partidos de la derecha y la burguesía, resquebrajamiento de la falsa democracia, la violencia y el narco y la aspiración creciente de los trabajadores por una política más activa, más ofensiva y consecuente por nuestros derechos y nuestras vidas.     

Pero no sólo eso, también ante la traición abierta de MORENA en nuestro Estado. Los obreros exigíamos que Morena apoyaran el movimiento, que rompieran políticamente con la burguesía y los empresarios y retomaran nuestras demandas, pero esto no fue así, todo lo contrario, ellos también se sumaron a la campaña de difamación y golpeteo contra la lucha del 20/32. Es por eso que decidieron romper con todos los partidos para establecer entre todos los trabajadores su propio poder.

Aunque los compañeros no han ganado ningún escaño, esta campaña ha sido un gran paso al frente y un triunfo tremendo para la clase trabajadora de Matamoros sobre la democracia burguesa y en su agrupación como clase en su batalla contra su enemigo de clase. Diría León Trotsky, revolucionario ruso del siglo XX: “Buenos son los métodos que elevan la conciencia de clase de los obreros, la confianza en sus fuerzas y su espíritu de sacrificio en la lucha. Inadmisibles son los métodos que inspiran el miedo y la docilidad de los oprimidos contra los opresores, que ahogan el espíritu de rebeldía y de protesta, o que reemplazan la voluntad de las masas por la de los jefes, la persuasión por la coacción y el análisis de la realidad por la demagogia y la falsificación.”

En este sentido los días pasados han sido un gran paso al frente para seguir agrupando, aprender, ganar más fuerza, seguir forjando conciencia, seguir construyendo el trabajo de agitación política y colectiva; la lucha de clases aquí no termina. Los compañeros siguen en la batalla por el registro de su sindicato y por la titularidad de los contractos colectivos de las maquilas para confrontar a las patronales explotadoras. Esta lucha extendámosla a nivel nacional y por la transformación radical de la sociedad; una sociedad donde no exista humanos que para sobrevivir tengan que vender a los patrones su fuerza de trabajo a costa de unos míseros pesos para que al día siguiente el patrón sigua explotándonos; una sociedad donde la riqueza y el trabajo sean repartidos entre todos, una sociedad donde las fabricas estén bajo control democráticos de los trabajadores, una sociedad socialista.

¡Sigamos el ejemplo del 20/32 en todo el país!

¡El poder obrero, esta presente!


banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner 2032

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos