¡No dejare de luchar jamás! ¡Ni un paso atrás!

Susana Prieto Terrazas

 

El 1 de julio de 2020 la clase obrera mexicana volvió a hacer historia con la liberación de la compañera abogada y activista Susana Prieto Terrazas, asesora jurídica de las y los obreros de la maquila de la frontera norte, del penal de Tamatán, Tamaulipas.

El gobierno del panista Francisco Javier García Cabeza de Vaca a través de la Jueza Rosalía Gómez Guerra ha hecho un veredicto totalmente contradictorio anunciando que la pone en libertad alegando posible inocencia, pero aun así dicta cubrir daños jamás cometidos contra funcionarios públicos. Lo más grave es que la condena a un exilio forzado en el Estado de Chihuahua.

Esta forma de actuar del narcogobierno del Estado de Tamaulipas persigue el objetivo de impedir la organización de las y los obreros, no sólo con la inmovilidad física de la compañera sino también su actuar político, una violación total y abierta a su derecho democrático de expresión, organización, trabajo y tránsito.

La están presionando políticamente usando la justicia burguesa para que abandone la orientación, defensa y lucha a favor de la clase trabajadora. Demostrando con ello que tanto el gobierno como la justicia están al servicio de los intereses de los empresarios capitalistas. Esto además demuestra un abierto y frontal atentado contra la democracia sindical impidiendo en los hechos que la voluntad de miles de obreros de salir de la CTM se concrete conformando sus propias organizaciones y reivindicando sus intereses de clase y no pactando con las patronales.

A pesar de que la derecha panista quiso mostrar firmeza, y que lo sigue intentando, ante la organización de la clase obrera no hay quien pueda. Aunque esto ha sido una derrota fuerte para los representantes del capital y la derecha reaccionaria panista aún no está ganado todo. Esta gente se reagrupará y ya está orquestando futuros ataques. En la época actual de crisis económica, la patronal y los empresarios no tienen más opción que seguir enterrando el cuchillo hasta el hueso y arrebatar todo lo que puedan, extraer la medula de cada obrero si es necesario.

Por esto, esta batalla ganada es sólo un episodio más en una guerra aún más prolongada. Tenemos que seguir arrebatando derechos que no tenemos y defender los pocos que hemos ganado. Por otro lado, la batalla sigue no sólo hasta absolver de cada uno de los cargos falsos a la compañera y otras presas y presos políticos, sino hasta sacar del gobierno a esos jueces, gobernantes, charros y narcos. Esta lucha es permanente porque o son nuestras vidas y dignidad o es su explotación, miseria, hambre, guerra y violencia.

El resultado tiene sus contradicciones, pero debemos sopesar correctamente las condiciones en que nos desarrollamos. La liberación de Susana es un paso adelante, la clase obrera avanza, abriéndose paso entre las dificultades del terreno y los ataques del enemigo, pagando cada nueva victoria con lágrimas, libertad y a veces con la vida. Es difícil obtener victorias totales y rotundas, que esta victoria sea base para seguir avanzado depende también, y en gran medida, de ser capaces de interpretar correctamente el signo de los embates y continuar seriamente por construir una alternativa sindical y política revolucionaria que vaya hasta el final.

De permitir las medidas impuestas a Susana, en los hechos una deportación y exilio político, intentarán actuar así con cada dirigente de la clases obrera y trabajadora, es por eso que esta batalla si bien la encabeza el MOM 20/32 esta lucha es de todos los explotados del país y del mundo. La participación y solidaridad de organizaciones y sindicatos en el resto del territorio y de otros países ha sido también de mucha importancia. Hacer de la hermandad obrera internacional una solidaridad concreta siempre será clave en nuestras luchas, y aún más cierto en las luchas de la frontera.

Esta victoria es una victoria para todos, aquí estamos forjando el movimiento obrero. En cada discurso, acción, movilización u obstáculo que las y los trabajadores nos estamos enfrentando estamos aprendiendo, desarrollando nuestra conciencia, identificando al enemigo y afinando nuestras herramientas para enfrentarlos; cada ejemplo práctico está incidiendo en cada obrera y obrero y más allá.

La lucha tiene que continuar, porque también es necesario tomar en nuestras manos el control de nuestras organizaciones sindicales, tomar el control de nuestros centros de trabajo para gestionarlos democráticamente mediante asamblea de toda la plantilla y producir para las necesidades sociales y no para la obtención de la ganancia de unos cuantos, en pocas palabras, arrebatar el poder de todo a esos zánganos que viven a costa de nuestra explotación para poder cortar de tajo la raíz del sufrimiento y la explotación de los trabajadores.

¡La lucha sirve, la lucha es el único camino!

¡Viva la lucha de la clase obrera!

 

 


banner libres y combativas

banner libres y combativas

banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner 2032

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos