La patronal y los gobiernos estatales que controla han declarado una guerra contra el Sindicato Nacional Independiente de Trabajadores de Industrias y Servicios SNITIS. Pero la encarcelación y posterior exilio de Tamaulipas de la compañera Susana Prieto Terrazas, las privaciones de la libertad contra tres compañeros (Ramón Dávila Lerma, Juan Manuel Raygoza y Nahúm Monroy) o los golpeadores pagados contra el Secretario General, Jaime Guarneros Requena, han sido rechazados con fuerza por las trabajadoras y trabajadores maquileros. Y después de la exitosa jornada de lucha en la Ciudad de México, el pasado julio, la lucha continua.

Ni un ataque sin respuesta

La respuesta de las y los trabajadores maquileros de la frontera norte ha sido de lucha, pese a quien le pese. Las manifestaciones en la calle, a las afueras de los juzgados, caravanas en auto y acciones afuera de las empresas muestran la fuerza potencial del movimiento y fueron la advertencia para que las autoridades no se atrevieran a más contra su dirigente, Susana Prieto. Y también la solidaridad y la movilización que se ha logrado hacer desde otros estados del país, desde la Ciudad de México y la solidaridad recibida desde otras partes del mundo.

La farsa judicial que ha sufrido la compañera, careta vil y pretexto risible para poder quitarse un obstáculo del camino, ha sido repelida en el primer round. Las condiciones impuestas por el juez, en los hechos, una suspensión de sus derechos democráticos, intentan poner tierra entre ella y la clase obrera de Tamaulipas. Pero si creen que con semejante treta debilitarán la lucha se equivocan terriblemente. Susana es un factor, sí, pero el SNITIS es el resultado de la lucha y la lucha empezó, no sólo sin organización, sino a pesar de la organización sindical charra, vendida y entreguista. No hay mejor agitador que la misma explotación que se sufre.

El SNITIS en la Ciudad de México

Las acciones fueron cobrando fuerza a medida que la movilización recababa solidaridad y ganaba simpatía. Y se organizó una caravana a la capital del país. La delegación de obreras y obreros, llegó con mucho ánimo y fue recibida con la combatividad que merecida para entrar en acción. Los mítines afuera de la CANACINTRA, la representación del gobierno de Chihuahua, TvAzteca, fueron calentando el ambiente para la manifestación del 18 de julio.

El sábado 18 logramos uno de los actos más importantes de la lucha obrera de los últimos meses. Frente a la pasividad de los dirigentes sindicales independientes y la ausencia de luchas y acciones que han generado un gran vacío so pretexto del coronavirus, cientos de compañeras y compañeros de lucha, de distintas organizaciones nos dimos cita, en el Monumento a la Revolución y partimos hacia el Hemiciclo a Juárez. Incluso alguno de estos dirigentes sindicales se quitó la corbata y salió a marchar junto a los obreros del MOM 20/32.

La marcha, reiteramos, tiene la importancia de volver a poner sobre la mesa qué métodos son los necesarios para dar la batalla en defensa de nuestras organizaciones y para avanzar en la lucha. La prensa burguesa atónita quiso atacarnos diciendo que irresponsablemente habíamos salido en medio de la pandemia. Por supuesto que tomamos todas las medidas necesarias para evitar contagios, pero una cosa es cierta, la patronal y sus pericos periodísticos quieren que no haya lucha con pandemia o sin ella; no retrocederemos frente a sus graznidos.

Continuar y fortalecer al SNITIS

Susana Prieto está libre, ahora falta que se retiren todos los cargos, ordenes de aprensión y sean removidos de sus cargos los jueces corruptos. El gobierno de Chihuahua y más el de Tamaulipas son gobiernos represores, al servicio de la patronal. Incluso Cabeza de Vaca, gobernador de Tamaulipas, es investigado por la DEA por sus vínculos con el narco. Esta debilidad puede ser aprovecha por el SNITIS para ganar legitimidad y apoyo social, presentando a cada vez más trabajadores las justas demandas sobre las que se organiza. Ganar a más trabajadores, extender la lucha es la mejor protección contra la represión, los ataques violentos y asegurar conquistar las demandas.

En el contexto actual, la lucha del SNITIS tiene una trascendencia e importancia históricas, la crisis económica que crece cada día, arreciada por el parón de la pandemia es el escenario en el cual los trabajadores tendremos que dar una batalla sin cuartel por conservar puestos de trabajo, y mejorar nuestras condiciones de vida.

Pero patrones y charros no cederán sin lucha de por medio, ellos defienden un sistema caduco y decrépito que sólo sabe explotarnos, vivir de nuestro sudor y sangre. Para derrotarlos nuestra mejor arma es un sindicalismo de base, clasista, democrático, combativo y revolucionario.

De base y democrático porque es mediante la amplia discusión de todos los afiliados que se discuten las demandas y se toman las decisiones. Combativo porque sólo con acciones que ponga en aprietos a los patrones los obligaremos a ceder y revolucionario porque no sólo queremos mejores salarios, queremos vivir sin explotación laboral, sin violencia y en una sociedad donde quienes producimos no estemos bajo la bota de quienes sólo se apropian de nuestra riqueza.


banner libres y combativas

banner libres y combativas

banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner 2032

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos