Durante los últimos años de ascenso del movimiento de la mujer en contra de su opresión, hemos realizado innumerables marchas, por casos de desaparición, violaciones, acoso y feminicidios. En todos los casos sin excepción los medios de comunicación han estado presentes, pero desafortunadamente en la mayoría de las veces su actuación se ha caracterizado por trasmitir el morbo y ser cómplice de las instituciones machistas revictimizando a las víctimas y a todas las mujeres que protestamos.

Las últimas movilizaciones han tenido una gran cobertura mediática, no desde la sensibilización o la denuncia de la violencia machista, sino desde los destrozos y las pintas. Los medios reproducen el machismo desde no nombrar como” feminicidios” al asesinato de mujeres por razón de género, hasta transmitir la idea de que las víctimas en realidad hicieron algo mal para que les pasara lo que les pasó, enfatizando su vestimenta, sus hábitos, la hora en la que andaban en la calle, etc.

Estos medios de comunicación, son los mismos que por décadas nos han ocultado la realidad de las corruptelas de los gobiernos, son los mismos qué invisibilizan las luchas por la defensa del territorio, a menos que se trate de un asesinato. Son los mismos medios que criminalizan la lucha y la protesta, denigrando el papel que sectores como la CNTE han tenido para resistir los embates más duros del gobierno, en defensa de la educación pública. También son, los que han preparado el terreno para la privatización de sectores como la industria eléctrica con sus denuncias de una supuesta bancarrota por los “privilegios de sus trabajadores”, con lo que labraron el campo para la toma de la PFP de Luz y Fuerza del centro, dejando a milites de trabajadores en las calles.

Al mismo tiempo, estos medios son los que dan voz a la derecha, dan cobertura a sus movilizaciones con un halo de respeto mientras minimizan constantemente la cantidad de hombres y mujeres que nos manifestamos desde la izquierda.

Estos medios, como El Universal, han actuado nuevamente desde el interés del raiting por encima de la situación emocional de la familia de nuestra compañera Mariana, desaparecida el 17 de diciembre. Ayer 20 de diciembre, El Universal publica un artículo con el título: Localizan a Mariana, por quien hoy se manifiestan feministas. Dicen contar con información de la Procuraduría y afirman la “localización” de Mariana “en buen estado de salud”, menospreciando la preocupación por parte de la familia al conocer a detalle la situación, se transmite así, una vez más, la idea de que exageramos, que la situación no es tan grave ni tan urgente o ya está casi resuelta, generando así un ambiente desmovilizador para el mitin programado. Pero para los que vivimos de cerca estos momentos de angustia, sabemos muy bien que no podremos decir que nuestro familiar o conocido está bien hasta tenerlo sano y salvo en casa.

Repudiamos la corrupción qué hay detrás de estas prácticas, que permiten filtrar información sin el consentimiento de la familia, pese a suponer un riesgo para el avance de la misma y un obstáculo para rescatar a las víctimas. Esta práctica se repite una y otra vez sin la menor sensibilidad hacia la situación y poniendo por encima del bienestar de la víctima, el interés periodístico.

¡Basta de prensa machista y criminalizadora!

¡Por la nacionalización de los medios de comunicación, por medios colectivos independientes y revolucionarios!

Libres y Combativas

Sindicato de Estudiantes

Izquierda Revolucionaria México


banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner 2032

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos